Exitoso concierto de Eugenia León durante el Festival de Octubre

Acompañada por nueve músicos y dos coristas, la cantante ofreció su espectáculo “A los Cuatro Vientos”, ante más de mil personas durante casi dos horas. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Una noche espectacular en la que alrededor de mil personas disfrutaron del concierto que Eugenia León ofreció la noche del pasado viernes, en la avenida Revolución en la Zona Centro de Tijuana como parte del XXI Festival de Octubre 2022.

Con uno de los grandes talentos de Tijuana fue que se daría comienzo al espectáculo de esta noche, Madame Ur compartió su música, con un público que se estaba reuniendo en el primer cuadro de la ciudad para disfrutar, muchos en familia de esta gran noche.

Eugenia León, que se encuentra recorriendo diferentes ciudades del país con su gira “A los Cuatro Vientos”, hizo escala por Baja California y a Tijuana le tocó el 4 de noviembre para ofrecer un recital rindiendo tributo a grandes compositores.

Acompañada de más de mil personas disfrutaron de un recorrido musical en los que la balada, las rancheras, norteña y hasta la banda sinaloense, se hicieron presentes para ofrecer una gran fiesta musical de ritmo y sabor.

Nueve músicos, dos coristas y la cantante, hicieron emocionar a la asistencia desde el primero tema que interpretó, “Animas que no amanezcan”, para luego continuar con “Mi Funeral”, “Grítenme Piedras del Campo”, “Cartas Marcadas” y “Dos Palomas”, entre otras.

El público, se mostró emocionado ante cada una de las interpretaciones, agradeciéndole a la cantante de formas distintas su admiración, desde la entrega de ramos de flores, los aplausos, coreando sus melodías, hasta los gritos de “Te queremos”.

“Gracias festival de Cultura 2022, Páa Iwa Cháu- Nuestra casa, por esta gentil y generosa invitación para esta con ustedes, gracias Secretaría de Cultura, gracias a la gobernadora y gracias a todos ustedes que nos han acompañado y nos vamos de Tijuana con el corazón agradecido por estar con ustedes”, fueron las palabras con las que Eugenia León se despedía.