Exige Coparmex Tijuana renuncia de mandos de seguridad

“El efecto negativo que los hechos de ayer abonaron a la imagen de Tijuana, no se borrará de la noche a la mañana”, consideró Roberto Rosas Jiménez, presidente de Coparmex Tijuana

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Esta tarde Coparmex Tijuana ofreció una conferencia de prensa con relación a los incidentes violentos ocurridos ayer viernes 12 de agosto en la entidad.

“Condenamos los actos intimidatorios contra la sociedad bajacaliforniana y la falta de respuesta contundente de las autoridades para frenar una jornada de terrorismo que se prolongó por varias horas”, dijo Roberto Rosas Jiménez, presidente de Coparmex Tijuana. “Por si los tres niveles de gobierno no lo tienen claro: esto fue, terrorismo”.

Rosas Jiménez lamentó que se vieran afectados miles de ciudadanos, incluyendo aquellos que fueron bajados violentamente de las unidades de transporte público que fueron incendiadas por criminales.

“Estamos cansados de los discursos de nuestras autoridades sobre el tema de seguridad. La realidad como lo hemos comentado es que no hay coordinación, no hay resultados, no existe un liderazgo”, sentenció el líder empresarial.

Lejos de discursos oficiales “desgastados”, continuó Rosas Jiménez, las autoridades deberían establecer una estrategia y dejar atrás diferencias políticas.

Ante ello, y urgiendo que se cumplan las promesas de campaña sobre el tema, pidió cambios en los titulares de las áreas de seguridad.

“Solicitamos la renuncia inmediata de los mandos de seguridad, empezando por el general (Gilberto) Landeros, el cual no ha funcionado. No puede seguir reinando la impunidad”, apuntó.

«Una vez más lo decimos: En Coparmex estamos abiertos para apoyar a los tres niveles de gobierno en la implementación de estratégicas que verdaderamente instauren nuevamente la paz en la región”, aseguró.

“A la sociedad bajacaliforniana”, añadió, “Coparmex le externa su apoyo. Le recomendamos paciencia y resguardo durante las próximas horas hasta que la situación esté bajo control”.  

Indicó que si bien no es la primera vez que Tijuana y Baja California debe enfrentar y superar una crisis de inseguridad, sí manifestó que debe ser un tema de primordial ante lo que ha estado sucediendo.

“El efecto negativo que los hechos de ayer abonaron a la imagen de Tijuana, no se borrará de la noche a la mañana”, consideró. “Es muy grave y seguramente tendrá repercusiones en las inversiones futuras y los próximos días sobre la operación de la industria y el comercio local”.