Exhortan a evitar tronar cohetes y encender fogatas

MEXICALI.- La administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA) exhorta a la población a evitar tronar cohetes, encender fogatas y quemar llantas en especial en estos días decembrinos, lo cual forma parte de las acciones preventivas establecidas en la política ambiental que impulsa el Ejecutivo del Estado.

 

Por esta razón, Thelma Castañeda Custodio, Secretaria de Protección al Ambiente (SPA), reiteró la invitación a tomar consciencia sobre los efectos dañinos que encender fuegos artificiales, quemar llantas o realizar fogatas tienen en la salud de la población, en especial en los más vulnerables como niños, adultos mayores y personas con enfermedades cardiorespiratorias.

 

 

En ese sentido, la titular de la SPA explicó que los fuegos artificiales por inofensivos que parezcan contienen pólvora y por su estallido puede ocasionar lesiones auditivas, quemaduras, heridas abiertas y amputaciones de las extremidades superiores; además de provocar incendios y casos de intoxicación por la aspiración de la pólvora especialmente en niños.

 

Castañeda Custodio recordó que los cohetes son mucho más que sólo la pólvora, pues para conseguir los distintos efectos y colores se requieren mezclas con múltiples compuestos químicos como el bario para los tonos verdes, estroncio para los rojos, sodio para los dorados, aluminio para chispas plateadas y blancas, antimonio para los destellos y todos estos químicos son peligrosos para la salud de las personas.

 

Añadió que especialistas en el tema afirman que el ruido ocasionado por el empleo de pirotecnia es nocivo para quienes realizan la quema y quienes se encuentran cerca de la misma, ya que pueden provocar lesiones auditivas pues el estallido es capaz de alcanzar hasta 190 decibeles, que es más de lo que el oído adulto puede soportar.

Con respecto a la quema de llantas y fogatas, la Secretaria explicó que el humo de estas “quemas” provocan enfermedades como asma, insuficiencia respiratoria y si los gases se respiran con frecuencia, inclusive pueden causar cáncer no sólo a las personas que las realizan, sino también a quienes se encuentran cercanas a las fogatas.