Estrés afecta salud de la piel

Tijuana, B.C.- En la actualidad, el ritmo de vida  -principalmente en zonas urbanas- influye directamente en diversos aspectos de la salud. La piel reacciona ante el estrés y las emociones como respuesta natural del cuerpo a las situaciones que lo amenazan y repercuten en su estabilidad. Las consecuencias son  acné, eczema, psoriasis, picazón, caída del pelo, sudor excesivo, caspa, herpes oral y urticaria.

 

Alicia Amarillas Villalvazo, médico dermatólogo del Hospital General Regional número 20 (HGR) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  en Tijuana, dijo que  el estrés ocasiona también  otras condiciones negativas como la falta de sueño, comer en exceso, fumar o beber y desbalances hormonales.

Explicó que en la actualidad es cada vez mayor el número de pacientes que acuden a solicitar atención a las Unidades de Medicina Familiar (UMF) con afectaciones en  la piel  de resultado de la carga  emocional, predominando el sexo femenino hasta en 70 por ciento.

Indicó que en la clasificación de las enfermedades de la piel se encuentran las psicodermatosis, que son afecciones que se desencadenan por estímulos o padecimientos psicológicos de mayor o menor trascendencia, razón por la que deben ser tratadas también por el psiquiatra.

El vitíligo también es una afección que frecuentemente se atiende en la consulta y aunque se trata de una enfermedad autoinmune, las emociones generadas en la autoestima del paciente que la padece influyen como una agravante que complica la dermatosis, situación que también se presenta frecuentemente en quienes padecen acné.

Amarillas Villalvazo agregó que derivado de estos padecimientos se afecta la piel, ya sea de una manera leve o drástica, lo que se refleja en una pérdida de la función estética que más tarde ocasiona sentimientos como tristeza o  depresión.

Lo más importante, dijo,  es que después de que se detecte un problema de ésta índole acuda a su consultorio familiar para que sea diagnosticado y  de ser necesario,  canalizarlo a un especialista que identifique el origen y ataque de fondo el problema.

El entorno, incluyendo la comida, advirtió, influye directamente en la salud de la piel.

“Por ejemplo, los conservadores que contienen  algunos alimentos pueden provocar alergias”, sentenció.

Explicó  que productos lácteos, enlatados y embutidos son los que más frecuentemente se asocian a una urticaria, que puede afectar a cualquier persona alérgica  a otro  factor ambiental o medicamento.

Indicó que si bien la manifestación puede ser muy aparatosa (caracterizada por aparición de ronchas en cualquier parte del cuerpo), con un tratamiento adecuado, que habitualmente es a través de antihistamínicos, la urticaria se revierte satisfactoriamente.

Lo más importante, dijo,  es conocer el origen de la reacción alérgica que normalmente genera comezón en las ronchas, por lo que se sugiere al paciente llevar un listado de cuándo se presenta la reacción para identificar la causa y evitar que sigan los brotes.

La duración del tratamiento dependerá de la evaluación médica,  de evolución o respuesta del individuo a los antihistamínicos. Conforme se observan resultados, se va espaciando la administración y reduciendo las dosis.