Este norteamericano servía a ‘El Chapo’

TIJUANA.- Una alerta emitida por autoridades policiacas de los Estados Unidos, permitió a elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), capturar a un peligroso delincuente de origen norteamericano, quien además de contar con un largo historial delictivo en el vecino país, al parecer tiene nexos con células delictivas que sirven al cártel de Sinaloa, que comanda Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. 

Información de autoridades norteamericanas señalaron que el sujeto identificado como Rubén Acosta Jr, de 21 años de edad, era buscado por cometer múltiples delitos en el condado de San Diego, California, tras lo cual al ver su posible captura e internación en la cárcel cruzó la frontera para refugiarse en la ciudad de Tijuana en donde finalmente fue capturado por elementos de Enlace Internacional de la PEP.

El contacto de la PEP con los cuerpos de seguridad de Estados Unidos, Alfredo Arenas Moreno, comentó que la detención de Acosta derivó de varios días de investigación y recopilación de datos lo que permitió ubicar al peligroso sujeto en las inmediaciones de la colonia Libertad, específicamente sobre la calle Cañada Norte.

“Una de las características que nos facilitó identificar plenamente al detenido fueron sus tatuajes, nosotros contábamos con fotos del sujeto buscado por la Ley, y al implementar las acciones operativas para culminar con la investigación fue que logramos atraparlo”, dijo Arenas Moreno.

El jefe policiaco afirmó que tras la detención de Rubén Acosta, los elementos de la US Marshall, señalaron que al parecer este sujeto se involucró con células delictivas del cártel de Sinaloa, para quienes realizaba trabajos como sicario en la ciudad de Tijuana.

“Acosta era un delincuente con perfil sumamente violento, buscado en Estados Unidos por homicidio, narcotráfico, asalto con violencia y robo, es por ello que no nos sorprende que se le vincule con el crimen organizado de este lado de la frontera, las averiguaciones se harán coordinadamente entre las autoridades de ambos países” , aseguró el coordinador de Enlace Internacional.

El caso de Rubén Acosta se convirtió en la detención número 65 del año para el área de Enlace Internacional, mientras que en la actual administración es la 336, hecho que deja claro que la coordinación entre las policías de Baja California con la de los Estados Unidos, ha dejado resultados positivos en el combate al crimen.