Establece Coepris veda sanitaria a dos empresas de moluscos bivalvos

De manera preventiva ante el florecimiento de algales nocivos que producen toxinas que contaminan los productos. Foto: Cortesía

Redacción/Infobaja

San Felipe.- Como una medida de prevención para la población, la Comisión Estatal para Protección contra Riesgos Sanitarios de Baja California (Coepris BC), declaró la veda en los polígonos para las empresas Pesca y Buceo Ecológico y Pesquera del Mar, ante la presencia de algales nocivos en el Alto Golfo de California.

El comisionado estatal, Erwin Areizaga Uribe, indicó que ambas empresas fueron notificadas y han colaborado para evitar la cosecha y comercialización de moluscos bivalvos para evitar afectaciones en la salud.

Las muestras analizadas por el Laboratorio Estatal de Salud Pública arrojaron un resultado por arriba del límite máximo permisible establecido en la NOM-242-SSA1-2009, por lo que se determinó la suspensión de las actividades de recolección y comercialización, hasta volver a contar con tres resultados negativos de esta toxina de forma consecutiva.

La saxitoxina es una neurotoxina producida por el fitoplancton y algas consumidas por los peces, ostras, almejas, mejillones entre otros, la cual puede ocasionar cólicos, espasmos abdominales, diarrea, vómitos, náuseas y en ocasiones incapacidad para mover brazos y piernas a quien consuma productos que la contengan.

Una persona afectada presenta síntomas en un lapso de 18 horas y es importante que sea valorada por personal médico.

El funcionario agregó que las empresas se encuentran colaborando con el personal de salud en el cumplimiento de la NOM-031-SSA1-1993, para cumplir con los estándares de refrigeración y transportación de los productos para su venta, lo cual contribuye a la salud de los consumidores. 

El comisionado estatal indicó que el personal de verificación de esta dependencia realiza visitas constantes a las empresas de este puerto que se dedican a la comercialización de este producto para garantizar que se cumpla con estas especificaciones, donde se señala que la congelación debe estar a máximo -18º C, reduciendo los cambios enzimáticos y microbiológicos.