Esperan constructores participar en obras de Sedetu

Eduardo Cota Osuna, encargado de despacho de la Sedatu, fue el invitado en el desayuno de la CMIC. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Playas de Rosarito.- El sector de la construcción ha sido uno de los más afectados por los recortes presupuestales, aseguró Gabriel Valenzuela Moreno, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Delegación Tijuana.

Por lo mismo, añadió, integrantes del CMIC esperan participar en los proyectos que ya cuenten con recursos de carácter federal.

En el desayuno de socios, estuvo como como invitado el encargado de despacho de la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Eduardo Cota Osuna, quien ofreció información de interés para los constructores.

“Aparentemente se acaban de reasignar los recursos de la Sedatu y nos han dado la buena noticias que para el 2020 sí mandarán recursos para el estado de Baja California”, señaló el presidente de la CMIC.

Recordó que esta dependencia había anunciado un programa para ejercer obras en diez ciudades fronterizas y cinco con vocación turística con un monto de alrededor de 8 mil millones de pesos, de las cuales a Tijuana le tocaban alrededor de 550 millones que hasta el momento solo se han ejercido cerca de 70.

De acuerdo con datos del Inegi, señaló, la industria de la construcción es una de las más golpeadas a nivel nacional, pues ha registrado índices a la baja en lo que respecta al desarrollo de obras que pertenecen al sector público.

Valenzuela Moreno reiteró que la inversión pública federal viene a la baja y es casi nula en esta entidad, pues en el caso del presupuesto para este 2020 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no supera los 600 millones de pesos para atender a los cinco municipios.

Prácticamente, añadió, dichas inversiones serán para el mantenimiento de las carreteras federales, por ello no se vislumbran obras nuevas que vengan a solucionar problemas de movilidad.

En cuanto a los proyectos que le corresponden al gobierno del estado, aseguró que hasta el momento la administración de Jaime Bonilla Valdez no ha abierto la cartera para la creación de alguna obra, mientras que el Ayuntamiento de Tijuana solo está ejerciendo sus programas de bacheo, pavimentación y Ramo 33.

“El año pasado la inversión de la SCT fue de alrededor de 800 millones de pesos, sin embargo, en años anteriores la inversión federal para obras en Baja California alcanzaba los 4 mil millones de pesos, por ello hoy en día vemos que viene muy a la baja”, recalcó.

El presidente de la CMIC indicó que lo que más les preocupa como gremio, es el anunció de inversión para el estado de Baja California de 48 mil millones de pesos, pero todo con dinero privado y en el esquema de Asociación Pública Privada (APP), que requieren de mucho tiempo para incubar los proyectos.

Afirmó que lo que ha mantenido al sector en Baja California son los proyectos que tienen que ver con inversión privada, pues actualmente se han construido importantes obras de características verticales como hoteles y edificios de uso mixto como habitacional y comercial.