Entre Españistan y la idiotez del siglo

Por Juan José Alonso Llera

Hay momentos en que la vida te juega una pasada y de repente te coloca en el lugar, momento y situación única, con esto me refiero a que esta semana pasada estuve en Valencia y Cataluña siendo testigo presencial de lo que los catalanes nacionalistas llaman “Españistan”, por lo tanto hartos de sufrir, han decidido independizarse, porque España les roba el dinero, ellos trabajan más y producen mucho (30% del PIB), además la monarquía es cara, anacrónica, estúpida e insensible a los problemas de esta región (abajo el rey y su familia); por otro lado están los “Españoles”, o sea los catalanes que no se quieren separar, que son la “mayoría silenciosa” y que piensan que esto de la independencia es una idiotez, una manipulación, un golpe de estado, ya que desde el plebiscito convocado por el gobierno, todo se ha dado en la ilegalidad.

Antes de opinar vayamos a los hechos, Carles Puigdemont Casamajó, presidente de la Generalidad de Cataluña y sus diputados han atropellado: 1) El estatuto autonómico de Cataluña; 2) Los principios fundacionales de la Unión Europea y 3) La Constitución Española, simplemente, un golpe de estado, para darle gusto unos días a una minoría manipulada de manera perversa con un sinfín de justificaciones.

Fueron a votar un poco más de 2 millones por encima de la ley  de los 5 registrados, obteniendo números alegres al estilo AMLO. 90.2 por ciento por el “SÍ”, 7.8 por ciento por el “NO” y 2 por ciento en blanco, lo que llevó a que se votara en el congreso resultando, 70 a favor 10 en contra y 2 en blanco, con el abandono de los diputados cuerdos. Todo quedó en que el 27 de octubre esta bola de borregos hambrientos, declaró la broma de Cataluña independiente.

Por más que lo intento no puedo dejar de reírme, no entiendo como en pleno siglo XXI un grupo de tarados trata de manipular a otros a su favor, vendiendo una esperanza errónea, sin duda pase lo que pase el daño está hecho, esta sinrazón divide amigos, familias y paisanos, además es el reflejo de los años de adoctrinamiento usando el sistema educativo. Se necesita ser un cabrón para poder hacer esta gran idiotez. El gobierno central comandado por Mariano Rajoy va implementar el artículo 155, que le permitirá aplicar las medidas necesarias para destituir al presidente, gabinete, policías y demás payasos involucrados en esta masacre nacionalista.

Hoy en este lugar del mundo hay que recuperar cuatro cosas:

  1. El sentido común
  2. La convivencia social
  3. Las instituciones
  4. El futuro de Cataluña

Dentro de las acciones de Rajoy está el controlar la región, ejercer el 155 de manera prudencial sin crear mártires que no necesitamos y convocar a elecciones el siguiente 21 de diciembre, para subsanar este levantamiento ilegal disfrazado de libertad. Hay más del 55% que está en contra de esta nueva Narnia, pero no fueron a votar precisamente porque demostraron civilidad ante esta transgresión.

Es increíble que hoy en un mundo donde se busca la igualdad, la inclusión y el bienestar, haya algunos que busquen todo lo contrario y que además haya una masa crítica que se deje mover hacia estas pantomimas efímeras que solo hieren y desgastan a la humanidad.

P.D. Momento histórico que me tocó vivir, solo por el morbo fui a “El Montsiá” pueblo catalán en la frontera con Valencia, para saber donde se construiría ese muro que tanto podría doler, al igual que el de nuestro simpático vecino de cabellera naranja.