Escapa “Depredador” a la diversión

Olivia Munn y Boyd Holbrook lucha contra al alienígena en la película "The Predator". Fotografía: 20th Century Fox Latina

Por Chema Castro III

Más de tres décadas después de que un alienígena capturó nuestra imaginación al destruir militares en la selva mexicana, llega este viernes a las salas de cine de Tijuana, El depredador (The Predator), un intento más por revivir franquicias ochenteras.

De hecho regresamos a los terrenos aztecas para el inicio de la película dirigida por Shane Black quien, curiosamente, actuó en el primer filme de la franquicia (fue Hawkins, el “comediante” del batallón), y pues retorna a terrenos conocidos.

Pero es poco lo que perdura la historia en la flora ya que pronto están en un poblado estadounidense donde, como suele suceder, la gente de gobierno comente errores básicos que desatan el caos entre la ciudadanía.

Conocemos a Quinn McKenna (Boyd Holbrook) quien encabezaba al grupo que se topa con el Predator en México y, para darle sentido al libreto, toma de recuerdo algunos artefactos como “documentación” del suceso.

También vemos a su hijo Rory (Jacob Tremblay) quien, al parecer, tiene autismo (nunca se dice bien qué tiene) pero de un estilo fenomenal que de repente desaparece conforme avanza la película, una de las muchas cosas molestas del filme.

El “malo” es Traeger (Sterling K. Brown) quien encabeza al grupo gubernamental que estudia a estos depredadores y son los culpables de desatar la violencia, aunque cambian constantemente el porqué de sus trabajos.

Y, como debe ser en estas películas, se nos presenta al pelotón de McKenna, un grupo de cinco soldados con problemas psiquiátricos: Gaylord “Nebraska” Williams (Trevante Rhodes), Coyle (Keegan-Michael Key), Baxley (Thomas Jane), Lynch (Alfie Allen) y Nettles (Augusto Aguilera); acompañados por la doctora Casey Bracket (Olivia Munn), quien nada tiene que ver con ellos, al inicio.

Algunos de ellos tienen buenas muertes (eso no es spoiler, sabemos que estos personajes existen para ser cazados por el depredador) pero pudiésemos alegar que sólo la dupla de Baxley y Coyle tiene dinámica memorable, el resto bleh, incluyendo a McKenna.

Y ahí uno de los grandes líos: no te importa el “principal”, en  ningún momento creemos que Holbrook es el “mega” todo lo que dice, lástima porque el actor hizo bien ante Wolverine en la película Logan, pero ese carisma necesario en estas películas está ausente, hasta Adrian Brody hizo mejor papel en su turno al bat, y eso deja mucho de qué hablar.

Aunque se dice que esta nueva obra no toma en cuenta las secuelas como parte de su narrativa, es muy claro ver elementos de Predator 2 (1990) y Predators (2010), y hasta de Alien vs. Predator (2004), dentro de su narrativa.

Hasta se pudiera decir que la que menos puntos tiene que ver es la original ya que, aunque visual y auditivo toma inspiraciones, de la historia de Dutch simplemente mencionan el año del “incidente” y ya, ni mencionan por nombre el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger.

El guion fue creado por Fred Dekker (Monster Squad, y las series Star Trek: Enterprise y Tales From The Crypt) y el mismo Black (Kiss Kiss, Bang Bang, las cuatro Lethal Weapon) y deja mucho qué desear al navegar entre comedia de acción y ciencia ficción de manera problemática y, pecado peor, darle casi súper poderes a Rory y a Bracket, especialmente en los últimos 30 minutos donde, bueno, ni para qué arruinar eso.

No es un fracaso total, tiene sus elementos rescatables y sí, por lo menos, incluye una variación del clásico “Get to da choppah!” para saciar el apetito de los fans de la serie, así como la participación de Jake Busey como un científico, pero al final de cuentas falla tanto como película de acción (Megalodón es más divertida) y como integrante del universo Predator (está por debajo de las tres previas, ahí se da con las dos de AVP).

I ain’t got time… for this movie.

The Predator

  • Título en español: El depredador
  • Reparto: Boyd Holbrook, Olivia Munn, Sterling K. Brown, Jacob Tremblay, Trevante Rhodes, Keegan-Michael Key, Thomas Jane, Alfie Allen, Augusto Aguilera, Jake Busey, Yvonne Strahovski
  • Director: Shane Black
  • Guión: Fred Dekker, Shane Blac
  • Duración: 1:46
  • Género: Acción, Ciencia ficción
  • Calificación: ** (de cuatro)