Es un avance la suspensión de evaluación: maestros

 

 

Tijuana.- La suspensión de la evaluación docente para el ingreso y permanencia de los maestros, es un avance que debe ser definitivo, resaltó el líder de Resistencia Magisterial de la Segunda Sección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Marco Antonio Pacheco Peña.

“Lo vemos como un avance en el pliego de demandas que la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) entregó el primero de mayo, era el primer punto y no iba a haber ningún otro punto si no se suspendía la evaluación”, puntualizó.

Advirtió que van por una suspensión definitiva de la evaluación planteada por la Secretaría de Educación Pública, que sostiene, está relacionada con aspectos administrativos y no pedagógicos.

“Nosotros vamos por la evaluación permanente, que se acabe este tipo de evaluación e instrumentemos otros tipo de evaluación, pero del Sistema educativo, no sólo del maestro, ¡De todos! Desde los niños, los padres de familia, el nivel socioeconómico, tenemos que ver las escuelas dónde están, ver a los directivos, al secretario de educación”, expuso.

Los docentes en Tijuana están en huelga nuevamente porque el gobierno federal no ha pagado los salarios correspondientes hasta a un año, por lo que no acuden a las aulas y más de cinco mil niños de 50 planteles en la ciudad.

Alrededor de cinco mil 500 maestros de educación básica no han recibido pago de interinatos, que son los contratos eventuales que tienen los docentes, lo que se traduce a un adeudo de  un millón 700 mil pesos.

“Hay maestros que les deben siete meses, un año, desde hace tres años, varía, pero hay un rezago que mínimo se les debe un mes –de salario- a los maestros”

Pacheco Peña denunció que en mayo, cuando tuvieron un paro de labores por poco más de 15 días, llegaron a un acuerdo con el secretario de Educación y Bienestar Social (SEBS) en Baja California, Mario Herrera Zárate para que se les pagara en dos semanas posteriores al levantamiento de la huelga, sin embargo, no fue así.

“En México no depositaron el dinero, no llegó, que nos iban a pagar el 20 de mayo, pero no hubo pago, hoy ya estamos a junio y dijimos que no podíamos seguir esperando a la Secretaría de Gobierno”, argumentó.

Ya tres personas del magisterio viajaron a la Ciudad de México para solicitar al gobierno federal un documento firmado por las autoridades en el que se indique la fecha en la que los docentes de Baja California recibirán el pago de salario.

“Lo que estamos exigiendo ahora es que la nómina la debe manejar la Secretaría de Educación en cada uno de los estados, que no está sucediendo”, dijo.