EPN da golpe a Slim, Azcárraga y Salinas Pliego

Los monopolios de los empresarios más poderosos de México, entre ellos el del hombre más rico del mundo Carlos Slim, serán atacados por las reformas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto que buscan abrir la competencia.

The Wall Street Journal consigna que la Presidencia de la República tiene como blancos principales a América Móvil SAB, AMX.MX -1.44% el gigante telefónico de Slim, y Grupo Televisa SAB, la principal empresa de televisión de México, ya que cada una controla 70% de sus respectivos mercados.

La iniciativa va a crear el Instituto Federal de Telecomunicaciones que va a sustituir a la Comisión Federal de Telecomunicaciones con la intención de brindarla de facultades para que ordene la venta de activos por parte de las empresas que dominan los mercados particulares.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó el acto en el que se firmó la Iniciativa de Reforma en Materia de Telecomunicaciones que será enviada a la Cámara de Diputados.

Afirmó que en el siglo XXI las telecomunicaciones son tan vitales para el país como los caminos y las carreteras, y como lo fue, en su momento, el impulso a la energía eléctrica para todo el país.

“De ahí la importancia de que el Estado establezca y haga valer su rectoría en este sector estratégico. El desarrollo del país exige que las telecomunicaciones cuenten con una política pública eficaz, acorde con la convergencia tecnológica”, agregó.

Los coordinadores parlamentarios en la Cámara de Diputados de los Partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México, firmaron la Iniciativa que será enviada de manera conjunta a la Cámara Baja. Por su trascendencia, la Iniciativa fue firmada también por los Presidentes de estos institutos políticos.

The Wall Street Journal da a conocer que también elimina la restricción a la propiedad por parte de extranjeros en servicios de telecomunicaciones de línea fija.

 Además indica que el gobierno formará una red estatal de telecomunicaciones, para apoyar su política de expandir el acceso a Internet a 70% de los hogares y 85% de las empresas en el país.