Entran a la fuerza a domicilio ajeno

PLAYAS DE ROSARITO.- Leobardo Venegas Castillo y Eduardo Francisco Meza Lara fueron capturados por la Policía de Rosarito por ser presuntos responsables de robo domiciliario. 

Agentes municipales atendieron un reporte de robo a casa habitación en la calle Mar Egeo, de la colonia Vista Marina, en el poblado Primo Tapia.

En el lugar de los hechos, una mujer de 27 años comentó a los policías que el día anterior alguien brincó la cerca de su domicilio y forzó la chapa de la puerta principal para entrar.

Al revisar la casa, la mujer se percató de que su pertenencias se encontraban en desorden y le hacían falta un reproductor de DVD marca Sony negro, un rifle de postas café, tres teléfonos celulares (uno marca Samsung y dos marca Motorola), dos máquinas para corte de cabello (uno marca Wahl Homepro y otro Arabela), una bocina para computadora marca Labtec, una plancha para cabello marca Jeegol, un I Pod marca Apple y dos pares de tenis.

Asimismo, la afectada reportó haber visto a un hombre apodado “El Chino” en posesión de un rifle de postas similar al que le fue robado. La Policía de Rosarito implementó un operativo de búsqueda y logró ubicar a dos hombres, uno portaba una mochila rosa con morado y el otro cargaba un reproductor de DVD y una plancha para cabello.

Al percatarse de la presencia de la autoridad, los hombres arrojaron los objetos al suelo y corrieron para escapar; metros más adelante fue asegurado el de nombre Leobardo Venegas Castillo, apodado “El Lalo”, con domicilio en la colonia Vista Marina; el detenido manifestó que un sujeto apodado “El Chico” le ayudaba a cargar las cosas para guardarlas en su casa.

La afectada reconoció los objetos como los que fueron sustraídos de su domicilio.

Minutos más tarde la Policía de Rosarito aprehendió a Eduardo Francisco Meza Lara, de 31 años, apodado “El Chico”, con domicilio en la colonia La Ladrillera, el cual aceptó que los objetos que venía cargando fueron hurtados de una vivienda.

Los asegurados fueron llevados ante el Director de Seguridad Pública, Francisco Castro, quien instruyó que Meza Lara y Venegas Castillo fueran puestos a disposición de la autoridad correspondiente.