Entierran a gobernador argentino, pero su crimen sigue sin aclararse

ARGENTINA.- El gobernador de la provincia argentina de Río Negro, Carlos Soria, fue enterrado rápidamente luego de que las autoridades determinaron que falleció en su alcoba de un disparo de su propia pistola el día de Año Nuevo, tras una discusión con su esposa. 

Soria murió tras "una discusión familiar", dijo el fiscal Miguel Angel Fernández Jahde en declaraciones a reporteros el lunes, sin facilitar más detalles.

La esposa del gobernador, Susana Freydoz, permanece sedada en la casa de un familiar y todavía deberá hacer una declaración formal sobre el homicidio, dijo el juez encargado del caso, Juan Pablo Chirinos.

"Unicamente había dos personas en la habitación, por lo cual la única imputada es ella", agregó.

La Policía le aplicó pruebas a Freydoz para determinar si ella disparó el arma, pero no está detenida. También fue sometida a un examen médico.

Chirinos dijo que todavía no ha visto los resultados. Soria fue inhumado el domingo por la noche en una ceremonia privada mientras unas mil 500 personas desfilaron en su honor en General Roca, de la que fue alcalde durante ocho años antes de ocupar la gobernaduría el 10 de diciembre.

El relato oficial de la muerte de Soria, difundido a últimas horas del domingo por los tribunales, creó muchas interrogantes.

"El doctor Carlos Soria fue víctima de un solo disparo de arma de fuego, en la cabeza, como consecuencia de lo cual falleció a los pocos minutos en el hospital de esta ciudad, donde previamente fuera trasladado en ambulancia", escribió el juez de turno Emilio Stadler.

"El disparo se habría producido con un arma de fuego propiedad del doctor Carlos Soria, que fue encontrada y secuestrada en la escena del hecho", agregó el magistrado.

"En el momento actual de la investigación ningún elemento probatorio, ni siquiera indiciario, permite sospechar que pudiese haber intervenido en el hecho alguna otra persona ajena a las ya mencionadas", según el juez.

Soria encabezó el Partido Justicialista (peronista) y en octubre ganó las elecciones por un margen amplio, sacando del poder al Partido Radical que había controlado desde hace tiempo la provincia.

Su puesto será ocupado por el vicegobernador Alberto Weretilneck, quien fue descrito el lunes por la prensa local como más allegado a la presidenta Cristina Fernández y su partido gobernante, Frente para la Victoria.

Conforme a los datos recabados, en el momento de producirse el hecho en la mencionada vivienda solamente se encontraba el doctor Soria, su esposa, una de sus hijas y el novio de ésta, mientras que en el interior del dormitorio se encontraba únicamente el doctor Soria y su esposa.

Soria procedía del ala más conservadora del Partido Justicialista, aliado del ex presidente Carlos Menem y Eduardo Duhalde. Fue fotografiado almorzando con el criminal de guerra nazi Erich Priebke, quien vivió abiertamente en Bariloche, en la provincia de Río Negro, durante 50 años antes de ser extraditado a Italia, donde cumple cadena perpetua.

Durante su desempeño como director de inteligencia de Duhalde, Fernández lo acusó de espinar a su esposo, el fallecido presidente Néstor Kirchner.

El hijo de Soria, que lo reemplazó como alcalde de General Roca, no formuló comentarios sobre la muerte de su padre.

La pareja tiene otros tres hijos: Germán, Carlos y Emilia.

Tanto Emilia como su novio fueron sometidos por la Policía a una prueba para detectar posibles rastros de pólvora en sus manos y vestimenta. El juez dijo que Emilia Soria tiene derecho a negarse a testificar según la legislación argentina, dada su estrecha relación con ambos padres.