Enseñanzas democráticas

Por Virgilio Muñoz Alberich

Los resultados y posterior evolución del proceso electoral bajacaliforniano, muestran la importancia de replantear desde las perspectivas de la academia, la sociedad y la autoridad, los análisis sobre el comportamiento del votante en la entidad, así como la instrumentación responsable de los procedimientos definidos para dar certeza legal al mandato expresado en las urnas. En este sentido varias son las enseñanzas:

El votante bajacaliforniano generó un sistema electoral competitivo. Fenómenos como el del Teniente Coronel Leyzaola en Tijuana, o el del independiente Omar García en Ensenada, muestran la viabilidad de plantear alternativas distintas al bipartidismo con posibilidad de triunfo, a pesar de enfrentar diversas iniquidades en la contienda. Transcurrida la elección, varias han sido las expresiones de candidatos y líderes de opinión sobre la continuidad de un supuesto dominio bipartidista. Sin embargo, los resultados electorales las hacen ver más como producto de la frustración por el fracaso de su planteamiento estratégico ante el electorado con su consecuente derrota, o la pereza analítica de ir a detalle en el entendimiento de las variables que motivan la participación ciudadana y el cambio en preferencias. En este sentido, también cae el mito del abstencionismo como condición adversa al cambio político.

Los consejeros electorales de Baja California deben ser cesados a la brevedad. La mediocre labor del Instituto Estatal Electoral (IEEBC) ha polarizado a los partidos políticos, metido en problemas al gobierno del estado e impuesto dudas a la legitimidad de los candidatos electos, como producto de uno de los procesos más desaseados en la historia reciente de la entidad. Además, habla mucho del escaso nivel de cultura política de los consejeros electorales, el intentar estimular la participación con cafés gratis del Oxxo y descuentos en otros restaurantes a cambio de mostrar el pulgar marcado. Esto constituye una falta de respeto a la ciudadanía, y cabe preguntarse si más bien el consejo electoral tiene algún interés comercial o económico con los establecimientos participantes. Es deseable que el Tribunal Electoral realice una revisión a fondo del desorden del IEEBC.

Estudios de opinión con metodología robusta son indispensables para comprender los términos de la elección. La encuesta de Infobaja, si bien dejó fuera careos entre candidatos, permitió hacer análisis y anticipar escenarios muy cercanos a los finalmente registrados. A través de la difusión de variables como el grado de atributos positivos percibidos en los aspirantes, su nivel de conocimiento público y la aprobación al desempeño de autoridades de gobierno, es posible prever las alternativas políticas más competitivas y con ello, dar mayor utilidad al ejercicio del voto. En este sentido, los medios locales juegan un papel fundamental y debieran abstenerse de publicar sondeos de opinión que en el mejor de los casos, sólo representan a los intereses políticos de sus mesas editoriales.

La cultura política no se construye con insultos. Sin evidencia empírica de por medio, el director del Instituto de la Juventud estatal acusó a los jóvenes abstencionistas de incultos. Sin duda, una alta proporción de los agraviados debe ser más sofisticado que la mentalidad del funcionario y eso explica su lejanía de las urnas, por lo que el enfoque de política pública junto con los mensajes a la sociedad, debe plantearse desde una posición radicalmente distinta.