Enfocando Datos: Evaluación de servicios municipales

Por Juan Carlos Ochoa *

En anteriores participaciones he comentado sobre la forma de pensar de las personas en cuanto a los temas relevantes de la ciudad, de lo que les rodea o los problemas que como comunidad nos toca afrontar. 

La regla general es que la percepción que tiene el “colectivo” sobre los aspectos de relevancia es muy pobre.

La razón principal es la ignorancia de los temas, se tiene un nivel de conocimiento muy bajo que es provocado indudablemente por la falta de interés más que por la capacidad de entendimiento.   

Bajo esta premisa nos hemos encontrado con que la información política es precisamente mas complicada de penetrar en la mente y el interés de las personas porque: 1) No la entienden, prefieren evitar adentrarse en el tema al encontrarlo complicado de digerir, de buscar y entender diferentes puntos de vista.

2) Lo sienten externo a sus vidas, consideran que es algo que existe pero que no pueden hacer nada al respecto. Le corresponde a alguien mas ejecutarlo y solo existe la opción de ser espectadores.

3) Se tiene una idea negativa preconcebida de la política y de las causas sociales. En general todo lo que suena a política es rechazado por las personas, lo ubican como algo sucio, corrompido, en lo que no se puede influir.  Los políticos en general gozan de un nivel bajísimo de confianza y credibilidad.

Las personas no ubican los diferentes niveles de gobierno y mucho menos las responsabilidades que a cada uno de ellos les tocan.  Lo mas fácil de detectar es lo que pueden ver diariamente, que regularmente cae en la cancha de la administración municipal, que precisamente evaluamos en la encuesta de esta semana.  

Como resultados relevantes encontramos que de 14 servicios evaluados 7 reciben una aprobación menor al 50%: Pavimentación (46%), alcantarillado, limpieza de calles, seguridad pública, policía municipal, contaminación y finalmente bacheo (19% de aprobación).  

La evaluación es dura por parte de los ciudadanos y de cierta manera lógica al ser algo que se vive diariamente: si cayó en un bache por la mañana o le robaron las copas del carro, si lo “mordió” un policía o ve basura por las calles. 

No cabe duda que es una tarea compleja y que no permite descanso para la administración municipal que no solo tiene que hacer la tarea, también tiene que medir lo que piensan sus “clientes” sobre ella, pero que sin esa radiografía difícilmente puede darse cuenta de su desempeño.   

La administración municipal que apenas empieza tiene ya muchos retos, algunos vienen ya endosados y otros por venir. Definitivamente será juzgada por los ciudadanos no por como empieza sino por como va evolucionando en sus índices de evaluación a lo largo de su período.

La realidad de una sociedad con poco interés en los temas relevantes, ignorancia e incredulidad es con lo que se tiene que lidiar para buscar  modificar la percepción de los ciudadanos y es también con lo que tenemos que trabajar los que nos dedicamos a medirla.

*El autor es director de Focus Investigación de Mercados