Encuentro: Avanzamos o nos hacemos tontos

El avance de una nación, aquí y en China, descansa en dar a las nuevas generaciones una mejor educación. No importa que avances haya en los temas económicos, sociales, de salud y demás si no mejoramos la educación seguiremos rezagados y perdiendo tiempo.

La educación es el camino que lleva a más oportunidades, menos desigualdad, menos inseguridad, menos corrupción, menos pobreza, más trabajo y más calidad de vida.

La cruda realidad es que la educación en México está rezagada y BC no es la excepción. De acuerdo a la COPASE el nivel de aprendizaje es bajo y los avances, donde los hay, son lentos y marginales.

En general hay un bajo desempeño de alumnos y maestros, por supuesto con honrosas excepciones. Aunado a lo anterior se destinan pocos recursos a la inversión en infraestructura y muchos al gasto corriente situación que se traduce en que tenemos muchas escuelas indignas.

Más allá de una crítica se requiere de propuestas. Aquí algunas:

Ante este panorama el nuevo gobierno del Estado debe en los hechos hacer de la educación el tema número uno. El objetivo debe ser el aumentar el grado de escolaridad de la población así como mejorar los resultados que arroja la prueba ENLACE que mide la calidad y desempeño de los alumnos.

Se requiere pensar con imaginación y promover indicadores de eficiencia, transparencia y rendición de cuentas. Esto empieza con mejores maestros que cuenten con apoyos para su formación y capacitación constante y de mayor calidad.

Mejorar la calidad y equipamiento de las escuelas para que todas sean dignas y tengan desde baños decentes hasta acceso a tecnologías modernas para que nuestros hijos salgan mejor preparados. Importante también estimular la participación de los padres de familia y de la sociedad en las escuelas.

Es clave lograr una evaluación de los maestros que sea abierta y con criterios objetivos de modo tal que se les brinde más capacitación y si salen bien evaluados se les estimule económicamente y si no, se les prepare mejor.

Otra manera para que los alumnos reciban una mejor educación es que estén más tiempo en la escuela. Esto se puede lograr a través de más escuelas de tiempo completo para dar cabida a materias como inglés, educación física, tecnologías digitales y actividades culturales.

Donde se requieran más recursos se debe hacer el esfuerzo de lograrlos por la vía de ahorros en otras partes del gobierno que son ineficientes o innecesarias. Hay mucha grasa de donde cortar pero se necesita más voluntad que discurso para ello.

Sería muy atinado que las autoridades estatales responsables del tema comuniquen su visión y sobre todo los “qués, cómos y cuándos” para que BC logre mejorar su lugar en la prueba ENLACE que es un instrumento útil para medir y evaluar.

Este tema es tan importante que requiere no solo de un gobierno entrón y comprometido sino también de una mayor participación de la sociedad. Como bien señala la COPASE “la educación en BC es tarea de todos”.

Si no avanzamos en la educación, literalmente, nos estaremos haciendo tontos. Por eso la educación es el tema de temas.