Encuentra algo de entretenimiento con “Missing”

Storm Reid se encuentra con una sorpresa sobre su madre. Fotografía: Sony Pictures

Por Chema Castro III

Una búsqueda frenética de un ser querido a través de redes sociales y cámaras de seguridad es la idea principal detrás de Desconectada (Missing), donde no todo es lo que aparenta ser en la superficie… y Colombia es peligrosa.

June (Storm Reid) es una adolescente en Los Ángeles, California, es como muchos en cualquier otra parte del mundo: constantemente conectada a redes y, como Apple es un claro patrocinador, todo es a través de las diversas apps de dicha compañía; además, pues es la edad, no se lleva bien con su mamá Grace (Nia Long), a quien culpa de todos los males en la familia, y en el universo.

La joven se siente sola ya que perdió a su papá James (Tim Griffin) a una temprana edad y siente que solamente su amiga Veena (Megan Suri) la medio entiende y cuando surge la oportunidad de una semana de soledad cuando su madre y su novio Kevin (Ken Leung) van de vacaciones a Sudamérica, no la va a desaprovechar con fiesta.

Después de unos días, June va al aeropuerto y ni la mamá ni el novio aparecen, de ahí empieza la actividad de descubrir dónde están y qué ha pasado, especialmente en Colombia, donde ayudan el agente Park (Daniel Henney) y, en una ruptura de sus roles acostumbrados, Javier Torres (Joaquim de Almeida), un colombiano que acepta auxiliar a la muchacha en ir a puntos claves de Cartagena con el objetivo de encontrarlos.

Escrita y dirigida por la dupla de Nicholas D. Johnson y Will Merrick, este filme está claramente marcado en el universo de “Searching”, película filmada durante cuarentena que, como varias obras de esa época, se valió de los recursos digitales para poder grabar escenas; aquí se hace leve mención de esos hechos pero no hay liga directa.

Hay cosas que pudiese alejar a personas del filme: antes que nada, está el hecho de la edición a través de celulares y cámaras de computadora, con muchas ventanas adicionales, y eso podría marear o enfadar al público; y lo otro son obvios huecos que hay en la historia, que por momentos te saca por completo del filme.

Superando esos detalles, Missing es una servil historia de suspenso, con un par de giros de 180 grados que le dan un buen golpe de energía a las acciones ya que empezamos a sentir desesperación, al igual que la protagonista, y el deseo de que se descubra bien qué ha sucedido y por qué del todo.

Obvio la obra tira fuertes pedradas a nuestra necesidad de conexión constante al mundo cibernético, además de lo rápido en que las personas ofrecen sus opiniones, sus ideas, sus teorías sobre todo lo que sucede en el mundo, desde lo más efímero hasta lo trascendente, todo por el simple hecho de poder opinar, y cómo puede llegar a afectar eso a las investigaciones reales que se llevan a cabo.

Además de cómo se nos puede seguir en todo momento, sin necesidad del microchip de la vacuna de Covid-19, gracias a los aparatos que usamos y a las cámaras que se encuentran en todas partes, desde nuestra casa hasta los puntos turísticos de diversos países, por ello el estar “desconectada”, es una sorpresa.

Así encaja muy bien esta película, ya que es algo para matar tiempo sin un legado de importancia, algo que acompaña bien un tambo de palomitas y soda.

Sólo ten cuidado de no marearte.

Missing

  • Título en español: Desconectada
  • Reparto: Storm Reid, Nia Long, Tim Griffin, Ken Leung, Joaquim de Almeida, Amy Landecker, Lisa Yamada, Daniel Henney, Megan Suri
  • Director: Nicholas D. Johnson, Will Merrick
  • Guion: Nicholas D. Johnson, Will Merrick
  • Año: 2023
  • Duración: 1:51 hrs.
  • Género: Suspenso, Acción, Thriller
  • Calificación: **½ (de cinco)