En Pantalla: Ventajas y desventajas

En mi columna de hoy comento dos programas de paga para ver cine y televisión, sea en computadora o en la TV inteligente, y por medio de un sistema satelital nuevo:

1.- Netflix

Con un costo de noventa y nueve pesos mensuales, el primero gratis. Puede uno darse de baja antes del inicio del siguiente mes. Incluye películas, generalmente bastante antiguas. Incluye también series de televisión. Fácil de usar desde una computadora o la TV inteligente. Puede uno bajar cualquier número de películas y series de TV por ese mismo precio mensual. Desventajas: Las películas son viejas de más de un año; el doblaje es defectuoso y los títulos en español son muy malos, en tanto no destaca bien el color y los enciman. Sus series de televisión, emocionantes y entretenidas algunas, pero hay otras que no terminan y las dejan inconclusas por mucho tiempo o para siempre. Se tardan mucho en renovar el material de sus series y películas, de tal modo que el televidente muchas veces carece ya de buenas opciones. Exceso en la violencia de muchos argumentos. Hay series como Hawái 5-0 o con House of Cards y otras más que han gustado al público que dejan inconclusas.

 

2.- Sistema Dish de Telnor

Abandoné SKY por estar harto de sus precios y de la cantidad de canales estúpidos que faltan al respeto al televidente y me pasé al Dish. Creo que pasé de Guatemala y quizá caí en Guatepeor. MUCHOS CANALES y muy malos. Unos repetidos. Los canales con estrenos los cobran muy caro. Entre las ventajas está la buena estación ARTS con selecciones de música clásica y ciertos canales con documentales sensacionalistas no tan malos.

Al igual que SKY muchos canales muy malos, repletos de anuncios interminables con los que interrumpen cuando les da la gana cualquier película, a veces, con más de veinte anuncios seguidos y lo hacen a cada rato: Medicinas que no curan, productos de tecnología vieja, etc. Las películas son todas ya viejas, casi todas sólo norteamericanas y casi ninguna europea. Se repiten hasta el cansancio.

Hay canales francamente vulgares y otros pornográficos. Ejemplo: “El almohadazo” que para mi gusto es insoportablemente vulgar, estúpido e irrespetuoso para las familias. En cuanto a canales pornográficos, está MP que presenta relaciones sexuales continuas, propias de una casa de citas. Cobran cuatrocientos pesos al mes por medio del recibo del teléfono. Tiene todos esos defectos y varios más.

 

Conclusión

Los monopolios siguen en televisión y la reforma del actual gobierno no nos ha dado ni para mejorar la calidad de las ofertas ni tampoco mejorar y abaratar los precios al público. Son repetitivos insoportablemente vulgares y no fomentan el buen gusto, ni la distracción de buena calidad que ayude a la educación en valores de la comunidad. No favorecen ni y elevan la cultura de los mexicanos. Al contrario, la hacen descender.

Recibo opiniones en contra y las comentaré por correo o aquí: licjpa97@prodigy.net.mx