En pantalla: Ingredientes

Lo que vemos en la TV puede ser seleccionado con inteligencia y buen gusto. Claro, estamos hablando de personas capaces de rechazar el consumo de la TV basura que viene en los paquetes que nos venden por cable o satélite. Hablo del espectador al que no todo le da lo mismo, el que es capaz de seleccionar y sintonizar lo mejor para él mismo y para los suyos.

Mi columna clasifica hoy ingredientes. 1º 2º y 3º El uno alude a malos ingredientes. (Si fuera comida diría que hace mal, engorda, enferma; y, a la larga, mata). En el caso de la TV, nos hace más tontos y deteriora nuestro gusto. En el dos van los contenidos aceptables para entretenerse y descansar del trabajo. Y en el tres viene lo que deja en nuestra vida honda huella por ser arte de cine o TV. Se ponen ejemplos.

1º.-Violencia, arbitrariedad, estupidez, incoherencia. Estamos hablando de series de vampiros, aliens o extraterrestres estúpidos, hombres lobo, zombis, etc. No recuerdo haber visto dos películas más estúpidas en mi vida que la de “Cowboys and Aliens”, distribuida por Fox; o bien, “Del Crepúsculo al Amanecer” de Netflix. Es el caso también de los monstruos de piedra que de repente aparecen en la película Noé. Llega un momento en que el argumentista ya no sabe qué poner y retuerce aún más el enrevesado relato que cae por su propio peso. Las estupideces que se está contando se descaran. No importan que la vida haya sido llevada al absurdo, a la violencia, a la injusticia y al absurdo y asqueen al televidente. En estos casos, sentiríamos vergüenza si alguien nos pescara viendo tal bodrio.

2º.- Contenidos aceptables para el mero entretenimiento, pero que no embrutecen a quien los mira: Aquí las películas de aventuras con algo de comedia; es decir buen humor y sin violencia absurda injustificada sacada a petición de nadie. Son las películas de bandidos, de vaqueros, aventureros que no tienen más pretensión que esa: la de entretener. Un buen ejemplo reciente es el filme “Rápidos y Furiosos: 5in Control /A todo Gas 5” que salió en 2011y cuya acción transcurre en Río. Han seguido otras que no he visto y no puedo recomendar. Se exhibe en TV y se puede alquilar en línea. En este casillero #2 podemos incluir entretenidas películas de detectives, vaqueros, aventureros, viajeros espaciales, etc. Entretienen, hacen reír y sacan aspectos positivos de la vida.

3º.- Aquí el cine y la tv de arte del que hemos dicho muchas veces en esta columna que es creación genuina. Que tiene que ver con la verdadera condición humana, que cuenta con un relato auténtico de la vida, que es una “una amorosa provocación” que nos hace ser mejores. Rechaza lo injusto o inauténtico. Nos cuestiona y exige generosidad, en vez de egoísmo. Conduce a los valores más profundos. Defiende a quienes sufren. Invita a que vivir nuestros sueños e ideales. Conduce a la esperanza, convoca al ideal y a una vida constructiva…

¿En cuál de esos tres casilleros buscará usted próximamente? ¿O usted es de los que ven “lo que caiga”?