En pantalla: Cadena de peticiones urgentes

Propone Denisse Dresser en un artículo publicado por Reforma que los ciudadanos preocupados por los contenidos de le televisión nos encadenemos mano con mano “…para hacer valer el derecho de todos a una mejor televisión. El derecho de todos a un mejor país”.

La cosa es urgente, porque si dejamos solos a diputados y senadores discutir las leyes secundarias difícilmente cumplirán estas con la prometida reformar a los medios. Nos quedaremos con la mediocridad imperante en México. Seguirán haciendo de las suyas los tres prestadores dominantes de la TV de paga que hoy padecemos. Como vamos, jamás se abrirá realmente el panorama competitivo para una mejor televisión. Nunca tendremos algo parecido a la BBC de Londres que cumple con creces el propósito de mejorar los contenidos de la TV.

El espectro radioeléctrico pertenece a todos los mexicanos. Debemos luchar todos por su mejoramiento. Resumo las que creo las principales metas a lograr y que deberán ser incluidos en las leyes secundarias que en este  momento se discuten:

1.- Que se prohíba que los noticieros de las cadenas privadas sigan vendiendo publicidad política como información.

2.- Que nunca se otorguen más concesiones del espectro radioeléctrico, que es un bien público del pueblo, POR TREINTA AÑOS, como se venía haciendo hasta hoy, cuando en las democracias más prestigiadas las concesiones no pueden durar, según lo ordena ley, más que de cinco a ocho años, (como máximo).

3.- A los órganos que regulan los contenidos que transmite la televisión deberán dárseles facultades expresas para que declaren preponderantes a Televisa, TV Azteca y las cadenas de Slim (uno, y Dish), de tal manera que estos órganos puedan cumplir con su deber de regular asimétricamente que hoy es inequitativo. Queremos leyes secundarias que puedan lograr equidad en la competencia, pues actualmente la mayoría de los contenidos transmite televisión son embrutecedores.

4.- Mayor financiamiento para las televisoras públicas y difusión obligatoria de contenidos importantes para la educación y la solución de problemas sociales de tal manera que, a semejanza de la BBC de Londres, se garantice, incluso, que las televisoras privadas se vean obligadas a transmitir eventos de interés público que sean considerados como más destacados y urgentes.

5.- Que las leyes secundarias obliguen a las televisoras a presentar contenidos informativos que atiendan las necesidades sociales más graves, como las de los niños y jóvenes, las de los indígenas, y de los discapacitados, y de los desempleados…

6.- Tenemos derecho a leyes secundarias que nos permitan twittear y comunicarnos libremente sin la supervisión de la Secretaría de Gobernación; y no, que el viejo PRI quiera regresar a sus controles.

En concreto, propongo al lector que se dirija por teléfono, correo electrónico y por carta para exigir a los diputados y senadores, que elegimos en Baja California solicitando que las leyes que aprueben incluyan las metas antes resumidas.

Este Recomendador, cumplirá como ciudadano haciendo suyas estas exigencias a nuestros senadores y “Padres de la Patria”, como antes se conocía a los diputados, sin ironías ni cuchufletas.