En pantalla: Bones (Huesos)

Esta serie está hecha con esmero. El argumento gira alrededor de una antropóloga forense que se une a un intuitivo agente del FBI para investigar crímenes que han dejado poca evidencia: concretamente, los huesos de los muertos.

El autor de la serie, Hart Hanson demuestra un claro conocimiento de los datos que puede aportar un cadáver a la investigación de los homicidios difíciles.

Si a usted no le impresiona ver numerosos cadáveres que salen varias veces en estas aventuras y le gustan las deducciones criminales, en ese caso, es usted el espectador apropiado para ver esta serie que demuestra que la pistas en los cadáveres son concluyentes para toda investigación y que la ciencia forense es imprescindible porque, aunque los cuerpos estén en grave estado de descomposición o hayan sido comidos por animales, dan pistas de todos modos, para descubrir las causas, las fechas y muchas circunstancias de las muertes y de ahí pasar a las investigaciones acerca del autor o autores de los homicidios, a partir de las motivaciones probables para el asesinato. La protagonista sabe además golpear e inmovilizar hábilmente a los malosos y les dispara si la agreden, al igual que el detective.

Ambos protagonistas están en perpetua rivalidad que no puede interpretarse más que como amorosa, aunque ambos tengan relaciones sexuales al margen de todo amor o responsabilidad.

La antropóloga forense tuvo, además, un pasado en el que sus padres desaparecen misteriosamente, por lo que dolor que la ha marcado para el resto de su vida y que le ha impulsado un ideal de justicia que la lleva, mediante su profesión, a compadecerse de todos aquellos que pueden ser víctimas de un homicidio que no debe quedar impune. Es, además, autora de un libro muy exitoso que la ha hecho famosa y está empeñada en participar ella misma en las labores detectivescas.

La antropóloga se sobrepone a todo asco que dan los cadáveres putrefactos, desprendidos de un bombazo o comidos por animales o insectos, pensando compasivamente en que las víctimas deben poder saber, al final de todo, quién o quiénes asesinaron a su deudos y poderlos así identificar y enterrar en paz.

A todo se acostumbra el profesional, si tiene la motivación adecuada. 

Igualmente le atraerán estos episodios si le es grato ver figuras atractivas, tanto la femenina de Emily Deschanel, con deslumbrantes ojos azules y cuerpo esbelto y fascinante. En cuanto al protagonista masculino, David Boreanaz, las damas que he observado que ven la serie, le suspiran con amplitud llena de admiración a causa del atractivo masculino…

La serie puede verse suscribiéndose a Netflix y también en algunas de las estaciones, sean de la televisión abierta que se capta con antena de alta densidad, o que viene programada con las cableras y las compañías satelitales, ¡eso sí! plagadas de anuncios de frecuencia y de duración desconsiderada y abusiva.