En medio de la tercera ola del Covid-19, retorno a clases

El titular de la Secretaría de Salud señaló que el resto del plantel continúa en clases presenciales. Fotografía: Martín Méndez Pineda

Por Martin Méndez Pineda

Tijuana.- Con el regreso a clases presenciales en medio de una tercera ola de casos positivos de Covid-19, la Secretaría de Educación de Baja California se ha puesto el reto de iniciar de manera gradual la apertura de 55 planteles educativos por semana, pero de presentarse algún contagio en alguno de los estudiantes tendrían que cerrar de manera inmediata el instituto donde se presente el caso.

El encargado de despacho de la Secretaría de Educación de Baja California, Gerardo Arturo Solís Benavides, explicó que en coordinación con la Secretaría de Salud estatal más de 21 mil 619 alumnos de educación básica regresaron a clases presenciales con el protocolo “Juntos Abriremos la Escuela”, esto después de haber estado suspendidas por más de un año y medio tras el inicio de la pandemia.

“Nos sentimos protegidos, sentimos que no estamos solos y juntos abriremos las escuelas”, dijo el funcionario estatal. “Las 55 escuelas de Baja California están llevando a cabo este mismo escenario, tenemos que estar supervisando, tenemos un centro de monitoreo que va a estar operando diario, donde nos piden de México, la Secretaría, enviar las incidencias, los reportes y a la vez ese mismo reporte lo enviaremos a todas las representaciones magisteriales”.

Solís Benavides informó que Baja California tiene un millón de alumnos y cinco mil centros educativos; de estos, solamente estarán abriendo 55 centros por semana, por lo que se mantendrá cuidado para dar las condiciones necesarias a las escuelas y estén bien supervisadas.

Hace unas semanas, el delegado Federal Único en Baja California, Alejandro Ruiz Uribe, fue contundente al señalar que aquellos profesores que se negaran a recibir la vacuna no podrían ofrecer clases presenciales: si bien no se les obligaría a inmunizarse, recibirla sería un requisito indispensable para poder estar cerca de los menores.

Ante esta situación el secretario General de la Sección 2 del SNTE, Mario Aispuro Beltrán, reconoció que sí se tiene el registro de los maestros que no se vacunaron. En la mayoría de los casos, aseguró, dicha omisión fue justificada, pues en el momento no se encontraban estables de salud o estaban de permiso por enfermedad, pero ya están en espera de recibir su inmunización.

“En la Sección 2 no se vacunaron 258 profesores. En el caso de las mujeres profesoras que se encontraban en licencia médica sobre todo por gravidez, pero ya se les recomendó en el momento que fueran vacunados. Hoy ya están todos listos para que se les pueda aplicar la vacuna. Somos 35 mil profesores menos los 12 mil jubilados, se tiene un aproximado de 24 mil docentes de la sección 2 vacunados”, añadió.

Por su parte, Solís Benavides aseguró que todos los profesores que se encuentran en la modalidad de clases presenciales están vacunados con esquemas completos. Aquellos que aún no se vacunan, no están en las aulas y sólo se encontrarán dando clases virtuales hasta que las escuelas y su esquema de vacunación estén en condiciones para la modalidad presencial.

Además, durante el tiempo en que estuvieron cerrados por la pandemia, algunos planteles sufrieron daños.

“Tengo dos mil 800 escuelas pero me dice el Director de Infraestructura que tenemos 440 (en las) que no pueden regresar porque están ‘vandalizadas’, entonces quitamos esas 440”, señaló Solís Benavides. “En otras escuelas hay obra y hay terceros que no son nuestros, entonces no podemos controlar eso; en ese escenario tampoco se abren esas escuelas. Si el maestro está citado y la escuela no tiene la condición, la conectividad, los baños o los techos, ¿entonces para qué regresa si no hay condiciones? Ellos tienen el llamado para ir a la escuela”.

Por su parte Sandra Martínez Lobatos, directora de Servicios de Salud estatal, explicó que la Secretaría de Salud estará monitoreando y realizando constante revisión en las escuelas para evitar la propagación de cualquier caso positivo de Covid-19. Por la misma razón se mantendrán instalados permanentemente los filtros sanitarios y módulos de lavado de manos de los alumnos.

Martínez Lobatos señaló que de presentarse un caso “sospechoso” de Covid-19 en alguna escuela, el alumno será enviado a cuarentena junto a los compañeros y profesor, pero de resultar un caso “confirmado” inmediatamente se suspenderán las labores en toda la escuela, enviando a los estudiantes y maestros a resguardo, pasando entonces a la modalidad de clases virtuales.

Para la apertura o cierre de las escuelas se estará tomando en cuenta el área con más incidencia de contagios de Covid-19, ya que todos los días el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, da a conocer las colonias de cada municipio con más contagios, señaló Martínez Lobato. Por lo mismo, de presentarse una serie de infecciones cerca de alguna escuela, ésta inmediatamente cerrada sus puertas para evitar el riesgo hacia los menores.

La Directora de Servicios de Salud, explicó que se instaló el número (686) 559-5810 de un “call center” para que los padres de los niños que regresan a clases, así como la ciudadanía en general, pueda llamar en caso de tener algún síntoma; ahí mismo les solicitaran una serie de datos y les informarán cuál es la unidad disponible.

Escuelas particulares

La profesora del Colegio Bilingüe Calmecac, Claudia García, explicó que esta institución no regresará a clases presenciales ya que la Secretaría de Educación es la que estará monitoreando la apertura gradual de las escuelas y las condiciones necesarias; al no recibir ningún documento con el aviso para abrir se continuaran las clases de manera virtual.

“A mí me hubiera gustado regresar a clases presenciales porque ya hace falta la interacción social entre los alumnos y verificar que realmente están adquiriendo los aprendizajes esperados, pero por parte de las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública es porque aún no hemos vuelto presencial”, dijo.

Explicó que la nueva modalidad de clases virtuales ha resultado exitosa para Calmecac, pues a pesar del distanciamiento y de ser un reto diario para los alumnos y maestros, los resultados en el aprendizaje han sido satisfactorios.

“Lo que tuvimos que adaptarnos fue a las clases en línea, adaptarnos a la aplicación en la que todos los días nos conectamos, trabajar la jornada completa y que los alumnos no pierdan el interés de tomar la clase en línea’’, señaló.

“Para poder llevar un regreso a clases de manera segura hay que concientizar como sociedad que haya responsabilidad”, consideró, “que el padre de familia adquiera la responsabilidad en que si el hijo está enfermo, no lo mande a la escuela, porque es importante que se cuiden las medidas de sanidad ante la pandemia y así también nosotros podamos ya impartir clases de manera presencial”.