En estire y afloje negociaciones políticas en Grecia

ATENAS.- Las determinantes negociaciones de último minuto para formar una coalición de gobierno en Grecia avanzaban el domingo con dificultad, llevando al país un paso más cerca de tener que convocar a nuevas elecciones, aunque el líder socialista dijo mantiene un "limitado" optimismo para lograr un acuerdo.

La incertidumbre política ha alarmado a los acreedores internacionales que le han dado a Grecia miles de millones de euros en préstamos en los últimos dos años y ha puesto en serias dudas la permanencia del país en la unidad monetaria.

El presidente Karolos Papoulias convocó el domingo a los líderes de los partidos que quedaron en los tres primeros lugares en las elecciones de la semana pasada en un último esfuerzo por llegar a un acuerdo después de que una semana de negociaciones finalizó en un estancamiento.

El encuentro terminó sin una solución, pero el proceso continúa mientras el presidente sostiene reuniones individuales con los líderes de partidos más pequeños que participan en el Parlamento.

Los electores furiosos por el manejo de la crisis financiera de Grecia y dos años de rigurosas medidas de austeridad a cambio de miles de millones de euros en préstamos internacionales castigaron al ex dominante partido socialista PASOK y al conservador Nueva Democracia en las elecciones.

Los dos vieron caer su apoyo a su nivel más bajo en décadas, mientras que la Coalición Radical de Izquierda (Syriza) obtuvo grandes ganancias y se colocó en el segundo lugar con un programa de gobierno que se opone a los préstamos financieros.

Los líderes del PASOK y de Nueva Democracia podrían formar una coalición con el partido Izquierda Democrática, que es pequeño, y conseguir 168 lugares en el Parlamento de 300 legisladores.

Pero los tres insisten en que cualquier acuerdo para compartir el poder debe incluir a Syriza, encabezado por Alexis Tsipras, de 38 años, dados sus fuertes resultados en las votaciones.

Sin embargo Tsipras insiste en que no se unirá y ni siquiera apoyará un gobierno que seguirá implementando los términos bajo los cuales Grecia recibió un rescate financiero.