En el dulce negocio de la miel

Tijuana.-Rocío descubrió un panal de abejas mientras regaba su jardín junto a su esposo, Julián, que la aterró, pero después la enamoró.

Con el paso del tiempo, el nido de abejas creció y comenzó a dar miel, misma que era utilizada por su familia para consumo, desde hace 21 años.

“Llegó un enjambre a mi casa y lo atrapé, así empecé. Compré todos los libros de apicultura que me encontré en Tijuana”, compartió.

La práctica con la colmena le dio la idea de crecer con la producción, pues al final del año, en el panal se produjo una cantidad importante de miel; fue así como surgió su negocio llamado Apiarios Dorado.

“Al final tenía 16 colmenas, empecé a practicar con uno. En mi casa estaban al principio, pero después tuve que llevarlas a otro lado porque no cabían”, afirmó.

Cada una de las 200 colmenas que tiene Rocío, produce 30 kilogramos anualmente, misma que se ofrece en diversos puntos de venta.

“Vendo la miel en Tijuana, hay varios lugares que ya nos conocen y saben que nosotros hacemos la miel y todos los productos derivados”, precisó.

Las abejas reinas son las que producen la miel y en algunas ocasiones se han inseminado para aumentar la producción; la mayoría son italianas y del Este de Europa, detalló.

“Primero cosechamos la miel, la almacenamos en tambos y cubetas y luego la envaso. Sólo producimos una vez al año”, detalló. 

Miel Dorado cuenta con presentaciones de un cuarto de litro, medio y un litro, aunque hay opciones de comprar galones, sólo con encargo. También produce polen y propóleo. 

Rocío recuerda que el nombre para su empresa no fue complicado, ya que la inspiración llegó a su esposo hace dos décadas, cuando iniciaban con él.

“Vente años tengo con el nombre ‘Dorado’. Se lo puso mi nombre por aquello que piensan que es una ciudad de oro, muy bonito, somos Apiarios ‘Dorado’”, indicó.

Una de las ofertas únicas de Apiarios Dorado es el vino de miel, que se ha convertido un producto “consentido” entre los seguidores del negocio.

“Ya producimos vino, de muy buena calidad, tiene dos años de añejamiento y lo han catado los vineros de El Valle de Ensenada y dijeron que está excelente”, expresó.

Dijo que está en proceso de lanzar al mercado una nueva imagen del vino de miel, con el objetivo de que sea más conocido.

El secreto para obtener un vino de miel es el proceso de vinificación, que se lleva de forma cuidadosa por parte de Rocío.

Un negocio extra

Una entrada extra representa para el matrimonio de Rocío el producir la miel anualmente, que se distribuye en Tijuana; aunque ya no es un hobby, todavía no se puede vivir de él.

“No tenemos todavía las suficiente colmena, pero en un futuro pensamos que vamos a vivir de la apicultura con todos los productos que salen de ella”, vislumbró.

El objetivo para 2017 es crecer con la marca, compartió Rocío; que los productos sean conocidos en las ciudades de Baja California, principalmente el vino.

“El vino de miel es un potencial porque mucha gente consume vino, el 90 por ciento de la población consume bebidas alcohólicas y Baja California es muy famosa por el vino”, consideró.

Productos

       Miel

       Propoleo

       Polen

       Vino de miel

       Jabones

CONTACTO

Casa Integral Sawabona, en Calle 8 entre Madero y Negrete #8337 Zona Centro

Teléfono: 160 0632