En bola contra la Síndico

Por El Informante

En bola contra la Síndico

En menos de un año, la Síndico Procuradora, María del Carmen Espinoza, ha demostrado su carácter fuerte y una clara propensión al protagonismo. Esto fue evidente desde la transición entre la anterior administración y la actual, donde su aguerrido estilo contrastaba con la forma serena pero firme del ahora presidente municipal, Arturo González Cruz.

Precisamente con el Alcalde ha tenido encontrones que ella misma se ha encargado de hacer públicos. Pero en la maratónica sesión extraordinaria de Cabildo del pasado martes 14, fue casi casi un “todos contra Meli”. Y es que ahora sí, se le fueron en bola los regidores y le tupieron con todo a la Síndico Procuradora.

De entrada, la regidora independiente Mónica Vega, quien preside la Comisión de Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, le pidió un informe de sus actividades, incluyendo auditorías y evaluaciones de la administración pasada. La Síndico, al parecer, no lo tomó muy bien. Aunque dijo que lo haría “con mucho gusto”, recalcó que también les dará a los regidores los “resultados de auditorías que les hicimos a ustedes mismos”, y remató con “va a haber muchas sorpresas”.

De ahí, se votó en contra de la recontratación del abogado Jesús Antonio Chávez Hoyos como su asesor jurídico, así como de 10 plazas que pedía Sindicatura. Sobre Chávez Hoyos, varios regidores reconocieron su profesionalismo, pero calificaron su contratación como un conflicto de intereses, a la vez que sobre las otras plazas, se argumentó que no se presentó la información necesaria para poder tomar aprobarse.

En un momento el regidor petista José Refugio Cañada pidió a Sindicatura ofrecer los avances por los canales correspondientes, “no a través de Facebook” y añadió, “Tijuana está cansado de tanto protagonismo y nada de trabajo”.

Meli Espinoza arremetió contra el regidor: “A mí no usted no me va a decir qué hacer y qué no hacer respecto a mi perfil público”. Y también se dejó ir contra Vega, a quien señaló como la persona que está para defender al Presidente Municipal contra todo lo que diga la Síndico Procuradora.

Mónica Vega, quien en el anterior Ayuntamiento tuvo sus encontrones con la entonces síndico procuradora, Ana Marcela Guzmán, aclaró a María del Carmen Espinoza que “esto no es un tema personal” y más adelante le pidió, “dejemos la novela de lado”.

Otay II… ¡ya!

Al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, le llegó una carta firmada por líderes de organismos empresariales de ambos lados de la frontera, solicitando la agilización de la obra de la segunda garita de Otay.

Le señalan en el texto que del lado Norte, ya llevan grandes avances, por lo que solicitan que la SCT le dé un impulso “sin precedentes al nuevo puerto terrestre” y para ello le piden asignar lo más pronto posible a un líder de proyecto.

Es obvio que la garita Otay II es de gran importancia para la región, particularmente ante la entrada del T-MEC y por su próxima ubicación, en un punto estratégico.

Por lo mismo se entiende la urgencia del texto que firmaron dirigentes empresariales como el líder de los aduaneros, Alberto Pérez Ortiz; el presidente de AIMO, Salvador Díaz González; el delegado de Canacar, Israel Delgado Vallejo, el titular del CCE, Gabriel Camarena Salinas; el presidente del CDT, Aram Hodoyán Navarro; así como Luis Manuel Hernández de Index y Carlos Higuera Espíritu, de Deitac.

También signaron Ramiro Cárdenas Tejeda, de la Asociación de Empresarios de BC; Alejandra Mier y Terán de la Cámara de Comercio de Otay Mesa; Jerry Sanders de la Cámara de Comercio de San Diego; Mark Cafferty de Desarrollo Económico de San Diego; Gustavo de la Fuente, del Smart Border Coalition; así como Jim O’Callaghan, del South County Economic Development Council.

Y ya que mencionamos a Jiménez Espriú…

Desconcierto en Playas

Hace una semana comentamos en este mismo espacio que el manejo político del tema de la caseta de cobro de Playas de Tijuana da lugar a muchas más dudas que certezas.

Una semana después, los acontecimientos simplemente refuerzan la total incertidumbre y dejan sin explicaciones coherentes a los más versados analistas que simplemente se preguntan cuál es la lógica de la operación política efectuada por el gobernador Jaime Bonilla y a dónde espera llegar exactamente con estas acciones. ¿Conseguirá la legal entrega de la caseta declarando persona non grata al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú? Bonilla lo denunció penalmente y el gobierno estatal ahora busca convocar a una consulta ciudadana para la cuestión de la famosa caseta.

Cuesta mucho trabajo creer que ese pueda ser un camino efectivo para llegar a una negociación, pero por algo hará las cosas. Algo sabe él que nosotros no, pero estaremos de acuerdo en que es un poco raro que en una entidad donde en teoría el gobernador es un gran amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador, se vean escenas en donde la Guardia Nacional, armada a hasta los dientes, llega a las tres de la mañana a desalojar a la Guardia Estatal de la caseta.

Después siguieron las tragicómicas escenas de los globazos, tomatazos y huevazos arrojados por Sergio Tamái y los integrantes del Frente Cívico Mexicalense, las detenciones de manifestantes y los bloqueos. Ni siquiera en los tiempos en que teníamos aquí un gobernador panista y en Los Pinos un presidente priista se veían ese tipo de acciones tan radicales como la emprendida en Playas de Tijuana.

Si alguien nos narrara la historia de una entidad en donde el jefe estatal decreta por sus pistolas la apropiación de una caseta federal fomentando una protesta ciudadana y además declara persona non grata y denuncia penalmente a un integrante del gabinete federal, sin duda pensaríamos que estamos ante un rebelde gobernador de oposición que enfrenta un pleito irreconciliable con el Presidente.

El que se libere del cobro a los vecinos cautivos de la caseta de Playas de Tijuana es una añeja demanda largamente peleada por habitantes de los fraccionamientos aledaños a la carretera escénica. Paradójicamente, los manifestantes que emprenden las protestas más violentas y que toman la caseta, ni siquiera viven en Tijuana, pues muchos de ellos vienen de Mexicali.

Ahora, el paso a seguir es la consulta en donde se le preguntará a la ciudadanía si quieren que la caseta sea entregada al Estado. Obvia decir que ya sabemos cuál será el resultado de la misma. Una amplia mayoría exigirá que la federación entregue la caseta a la entidad, lo cual allá en la Gran Tenochtitlán podrá ser tan contundente y terminante como una llamada a misa.

Conclusión: si usted es usuario de la carretera escénica, siga preparando su cuota, porque tendrá que seguir pagando, pues esto pinta para largo, a no ser que el gobernador Bonilla nos sorprenda con un as bajo la manga.

Entre los 5 mejores gobernadores

Eso sí, justo es reconocer que aunque su actuar sea a veces desconcertante y aunque le dé por enfrascarse en pleitos desgastantes e innecesarios, como el que sostiene con la alcaldesa de Tecate, Zulema Adams, lo cierto es que el gobernador Jaime Bonilla duerme con la tranquilidad  de que la mayoría de los bajacalifornianos respalda sus acciones.

Una encuesta de Massive Caller presentada esta semana, lo ubica entre los cinco mejores gobernadores del país de acuerdo con la percepción ciudadana con un 57.8 por ciento de aprobación. Cierto, el capital político no es eterno y la rueda de la fortuna cambia drásticamente, pero al menos hasta ahora la apuesta le ha salido a Bonilla, porque Morena sigue siendo amplio favorito para ganar la elección del 2021 en Baja California.

Tampoco hay sorpresas entre los tres punteros que marchan como favoritos para alzarse con la candidatura morenista a la gubernatura. Según la encuesta, la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila, marcha al frente con un 23 por ciento de las preferencias, escoltada por el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz y el delegado federal, Jesús Ruiz Uribe, entre los que hay un empate técnico en 21 por ciento, con ligera ventaja para el primero. El ensenadense Armando Ayala, que tantos esfuerzos hace por promoverse, ni siquiera figura en la encuesta.

Por el lado del PAN el favorito es Óscar Vega Marín con un 30 por ciento de las preferencias, seguido muy de cerca por Gustavo Sánchez con 28 por ciento. En donde sí están claras las tendencias y no hay competencia es en el PRI, pues ahí Jorge Hank Rhon arrasa con un 65 por ciento de las preferencias para convertirse en candidato tricolor.