En boca cerrada: Nuestros nuevos tiempos

El compromiso primordial del nuevo Comité Directivo Estatal de Baja California, es estar más cerca de los ciudadanos e, inequívocamente, ser el puente a través del cual se le dé cauce a los planteamientos y necesidades de la sociedad, tanto de la sociedad organizada, como del ciudadano en lo individual.

Los nuevos tiempos del CDE de nuestro partido, serán siempre de respeto a las opiniones personales de sus miembros, no obstante en ocasiones no las compartamos. Eso refleja la diversidad y el dinamismo interno de nuestro Instituto Político.

Sin embargo, es claro que el posicionamiento institucional del CDE sobre los distintos temas que afectan la vida pública de nuestro estado, recae solo y exclusivamente en su presidenta, así como en su estructura formal de funcionarios y colaboradores; no obstante se manifiesten voces y opiniones de personajes públicos, mismas que se respetan, mas no representan posiciones institucionales ni autorizadas.

El interés de nuestro Partido y de nuestro presidente Peña Nieto, se centra en dar bienestar a la mayoría de los mexicanos y hacia allá está enfocado el paquete de reformas estructurales, recientemente aprobadas.

Como partido, estaremos dispuestos para servir de enlace entre el sector empresarial con los distintos órdenes de Gobierno, principalmente aquellos emanados de nuestro partido, así como con las comisiones y diputados de las Cámaras en el Congreso de la Unión.

Como oposición responsable, igualmente exigiremos al Gobierno del Estado, que se dupliquen esfuerzos, a fin de aprovechar al máximo la bolsa de recursos que el Gobierno Federal ha puesto a su disposición y evite subejercicios o el regreso de recursos federales asignados y que tanto necesita Baja California.

La transformación de México y de Baja California, exige un replanteamiento en la forma y en el fondo; si queremos resultados diferentes, se necesita hacer las cosas de manera distinta pues los nuevos retos económicos así lo exigen.

Por fortuna, la gran mayoría de los verdaderos empresarios, los que están comprometidos, los que apuestan por México, así lo han entendido y se han sumado a la convocatoria nacional, para buscar los mecanismos que el Gobierno Federal ha puesto a su disposición, para detonar el sector productivo.

¿Por qué lo que aquí se ve como una desgracia, otros empresarios visionarios lo ven como área de oportunidad?

El escenario de México y Baja California han cambiado, la nueva administración federal, dio respuesta como ninguna otra, a las demandas del sector productivo para el impulso de las reformas estructurales que tanto requería nuestra nación, acciones de nuestro presidente que han tenido un amplio reconocimiento a nivel internacional.

Tenemos claro que como todo cambio de modelo, los ajustes a esa nueva realidad, han representado efectos e impactos; sin embargo tenemos que asumir y enfrentar los retos juntos de esa nueva realidad, y superar el estatismo que viene de la queja reiterada que a nada conduce.

Por eso confiamos en que el empresariado local debe hacerlas suyas, así como ha dado ejemplo a nivel nacional que, reconociendo y aprovechando esas ventajas, llegan a invertir a Baja California.

Bienvenidos sean los nuevos tiempos.