En boca cerrada: Necesitamos gobierno de tierra, no mediáticos

Por Nancy Sánchez Arredondo*

En su reciente gira de trabajo por Baja California, el presidente Enrique Peña Nieto vino a dar la cara a los bajacalifornianos e inauguró La Presa Las Auras, misma que tuvo una inversión de 183 millones de pesos y con un impacto de beneficio social a cerca de 65 mil habitantes de la región.

No desaprovechó el Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional, para manifestarse en lo relativo al aumento del IVA en la frontera, pagando espectaculares para tal propósito.

Como es costumbre en las estrategias de Acción Nacional, manejan el doble discurso, la ruta de la simulación. Te doy la mano derecha para conciliar, pero con la izquierda te aporreo, pues recién el Gobernador había extendido su mano derecha, tomándose la foto con los diputados por Baja California del PRI en el Congreso de la Unión y, fiel a las formas del PAN, su presidente del Comité Directivo estatal José Luis Ovando, mostró su desmesura dando palo con la izquierda.

Pero me pregunto:

¿Qué José Luis Ovando no fue de la bancada mayoritariamente panista por Baja California y miembro de la LXI Legislatura del Congreso de la Unión que aprobó el aumento del IVA del 10 al 11%,  estableció el control de dólares,  creó el Sistema de Supervisión y Control Vehicular (SIAVE) e inventó el Impuesto Empresarial de Tasa Única (IETU y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), por cierto, estos dos últimos eliminados con la recién aprobada Reforma Hacendaria?

Efectivamente, José Luis Ovando -como siempre en la ruta de la simulación- fue del selecto grupo de 10 legisladores panistas que junto con Alejandro Bahena Flores, Gastón Luken, Cesar Mancillas, Javier Orduño, Sergio Tolento y el hoy Gobernador del Estado Francisco “KiKo” Vega de la Madrid entre otros, aprobaron la receta hacendaria que golpeó severamente a la economía de los bajacalifornianos.

¿Será que entonces aún no se había comprado su “disfraz de justiciero ciudadano”?

Hoy, fiel a su actuar, decidió por la ruta de las simulaciones.

Cabe también preguntar si sabrá el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, que el presupuesto de Baja California para el 2014 ha sido histórico pues se cuenta con la mayor asignación de recursos a nuestro estado en los últimos 7 años, el cual asciende a 32 mil 243 millones de pesos y que equivale a un aumento del 6.12% con respecto a lo aprobado en el 2013. A esto se suman los 851 millones de pesos asignados a nuestra entidad, del fondo de aportaciones para los estados fronterizos.

Pero se corre el riesgo de que de poco sirva esta cuantiosa asignación de recursos para nuestro Estado, pues de acuerdo a los informes de la Auditoría Superior de la Federación, en el periodo  2009-2012 el gobierno estatal ha tenido un manejo deficiente de los recursos federales, con un subejercicio de 5 mil 877 millones de pesos; es decir un subejercicio promedio anual de 1 mil 469 millones de pesos.

No es de extrañarse, que a los panistas se les da mejor eso de usar la mano izquierda en el aporreo mediático, que usar la derecha para gobernar y tender puentes de diálogo y trabajo por objetivos comunes, de manera franca y sensata.

Urge que nuestras autoridades estatales gobiernen de a de veras en la tierra, no simulando que gobiernan… pero en los medios.

*La autora es dirigente estatal del PRI