Temporada de la NFL sigue en la incertidumbre

Por Ilse Casillas

Tijuana.- A pesar de que algunos deportes en el mundo han comenzado a regresar a actividades, otros no han podido resolver ciertos conflictos para volver a las canchas, tal es el caso de la National Football League, en español conocida como Liga Nacional de Fútbol Americano.

En un contexto donde Estados Unidos es el país con mayor número de contagios, y ha rebasado la cifra de 3 millones de casos positivos por Covid-19, la liga profesional de futbol americano no ha podido ponerse de acuerdo, tal como había pasado con otras organizaciones como la MLB (Major League Baseball) y la MLS (Major League Soccer).

A dos meses de que dé comienzo la temporada 2020, los desacuerdos siguen surgiendo, ya que la Asociación de Jugadores (NFLPA) poneen duda si es necesario tener una pretemporada. Dado las dificultades generadas por la pandemia, los deportistas se han mostrado renuentes a volver a los estadios, ya que quieren evitar contagios masivos, en un deporte donde el contacto físico es parte importante del juego, por lo que también piden pruebas diarias de coronavirus.

Sin embargo, la Liga no ha aceptado suspender la pretemporada, solamente ha propuesto eliminar ciertas partes de su planeación, como reducir los juegos. Esta postura ha generado controversia y molestias en la NFLPA. De acuerdo a JC Tretter, centro de los Cleveland Browns y presidente del sindicato, “la NFL no está dispuesta a priorizar la seguridad de los jugadores”.

Y añadió en un blog publicado en la página oficial de la Asociación: “Como muchas otras industrias, la resistencia del futbol al cambio se basa en la creencia de que la mejor manera de manejar las cosas es la manera en que siempre manejamos las cosas. Ese proceso de pensamiento generalizado se detendrá esta temporada”.

“No sólo queremos volver al trabajo; queremos quedarnos en el trabajo”, dijo JC Tretter

En el escrito, se comparte que desde marzo se han tenido horas de reuniones para regresar al trabajo, revisando las investigaciones y desarrollando protocoles detallados; sin embargo, de acuerdo al presidente, “todo se desperdiciará si la NFL se niega a pensar y actuar de manera diferente cuando se trata de completar una temporada. Los jugadores no sólo queremos volver al trabajo; queremos quedarnos en el trabajo”.

Agregó que a pesar de la evaluación de expertos de que los equipos enfrentan un grave riesgo de lesiones a los jugadores (según los datos anteriores de la NFL y los hallazgos recientes de las ligas deportivas que ya han vuelto a jugar este año), “la NFL no está dispuesta a priorizar la seguridad de los jugadores y cree que el virus se doblegará ante el futbol”.

Una de las propuestas rechazadas ha sido la implementación de cascos modificados como medida preventiva, pues los jugadores se mostraron en contra, mencionando que podría afectar su visión y respiración durante los partidos.

Otras de las medidas que la NFL había propuesto era realizar toda la comunicación con medios de manera virtual, y que los jugadores podrían quedarse en sus hogares y no en hoteles de concentración después de los campamentos de entrenamientos, que estarían previstos para realizarse a finales de julio.

La situación se complicaría aún más, cuando el pasado martes se reportó que la NFL había solicitado retener el 35 por ciento de los salarios de los jugadores, lo cual no ha sido bien recibido por parte del gremio, e incluso estarían considerando la posibilidad de no jugar en caso de que no se les pague el total de sus sueldos.

Este recorte, se llevaría a cabo con el objetivo de administrar costos, ante las pérdidas económicas producto de la contingencia sanitaria, y además sería destinado a un fideicomiso para apoyar a la liga.

Los problemas continúan, y a pesar de que la NFL dio a los equipos una lista de protocolos de pruebas y requerimientos de viaje para el campamento de entrenamiento y los posibles partidos de pretemporada, la temporada se ve cada vez más complicada.

“No queremos simplemente volver al trabajo y cancelar la temporada incluso antes de comenzarla. La NFLPA hará su parte para abogar por la seguridad de los jugadores”, señaló Tretter. “Continuaremos responsabilizando a la NFL y exigiendo que la liga use datos, ciencia y las recomendaciones de sus propios expertos médicos para tomar decisiones. Ha sido claro desde hace meses que necesitamos encontrar el modo de acomoda al fútbol americano en el mundo del coronavirus. Tomar decisiones fuera de esa perspectiva es peligroso e irresponsable”.