Emociona Blades al público tijuanense

TIJUANA.– Con un grito a Tijuana el panameño Rubén Blades se posesionó en el enorme escenario desde donde compartiría durante más de dos horas algunos de sus grandes éxitos en el concierto ofrecido la noche el viernes 11 de mayo en la explanada del Centro Cultural Tijuana.

Ante una multitud que rebasó las 5 mil 300 personas, de acuerdo a información de un comunicado de prensa, el salsero encendió una noche que se tornó repleta de aplausos, baile, anécdotas y por supuesto mucho ritmo, todo como parte de las actividades que enmarcan la celebración del 30 aniversario del Cecut.

Algunos de los presentes llegaron al lugar desde la media tarde para asegurar ver a su ídolo a pie de escenario y así lograr captar cada detalle de sus interpretaciones. El cantante, quien forma parte del elenco de la cinta “Cristiada” recién estrenada en cartelera nacional, agradeció la muestra de cariño de todos los presentes y la invitación del maestro Virgilio Muñoz, director general del Cecut, para ser parte de esta gran fiesta.

“Venimos felices a cantarles, contentos de celebrar con ustedes; disfruten porque venimos con visa de trabajo y nos tenemos que regresar rapidito”, mencionó provocando risas y un fuerte aplauso de la multitud.

Entre coloridas luces la figura de Blades en vestimenta negra destacaba al centro del escenario por los brillantes tonos de las maracas en sus manos que marcaban el ritmo de sus interpretaciones, acompañado por una veintena de músicos integrantes de la orquesta dirigida por Roberto Delgado.

Así Marco Barraza, Juan Berna, Avenicio Núñez, Ademir Berrocal, Juan Carlos López, Alejandro Castillo, Francisco Delvecchio e Idígoras Bethancourt acompañaron con sus instrumentos a la estrella de la salsa quien interpretó éxitos como Juan Pachanga, Las Calles, Decisiones, Puedo vivir del amor, Ligia Elena, Caina, Amor y Control, todas aplaudidas y coreadas por sus seguidores.

De entre el público ondeaba una bandera panameña cuyos colores en azul y blanco brillaban con intensidad entre los reflectores del escenario. Mientras en el contorno del Domo Imax decenas de parejas daban cátedra de sus pasos de baile.

Blades mantuvo en todo momento una comunicación con el público compartiendo entre canción y canción alguna anécdota de sus vivencias o bien dando detalles del contexto en el que fue escrita alguna de ellas.

“Recuerdo que en una de mis giras me mostraron una placa de carro con mi nombre grabado, lo curioso es que yo nunca he manejado, yo siempre camino” dijo y rió para luego interpretar el tema Caminando.

La euforia del público llegó a su máximo al escuchar las primeras notas musicales de Pedro Navajas, que se sumó al a lista de interpretaciones junto a Todos Vuelven, Ojos de Perro Azul, Buscando Guayaba, Plantación Adentro, Cuentas del Alma, Maestra Vida, Patria, Muévete y otras más.

Fue alrededor de las 11:00 horas que el intérprete, cuya vocación paralela al canto es el activismo y la crítica social, se despidió de esta ciudad a la que felicitó por su esfuerzo y lucha; además envió un saludo a todos los sudamericanos radicados en esta región fronteriza.

Esta noche de fiesta con uno de los máximos exponentes de la música salsa a nivel internacional pudo ser disfrutada por la comunidad sin costo alguno en el marco del 30 aniversario del Cecut que se sumó al itinerario de la gira mundial “Cantos y cuentos urbanos 2012” que realiza el panameño actualmente.