El reto para las PYMES tecnológicas en México a través del T-MEC

Fotografía: Cortesía.

Redacción/Infobaja

Tijuana.- El Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) promete traer beneficios para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) en Norteamérica, con ello no solo crecerán sectores como el tecnológico, también fomentará el crecimiento de exportaciones mexicanas así como más empleos con mejores salarios y mayor participación en las cadenas globales y creación de cadenas locales.

El pasado 1 de julio entró en vigor el T-MEC y con ello dejó atrás el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). De acuerdo con Maciel García Fuentes, docente de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Tijuana, es necesario generar políticas industriales y por sectores que permita sacar los mayores beneficios al pacto.

A 2020 las PYMES en México representan 4.1 millones de las empresas, el 95.4% del total, su contribución al PIB es del 52%. Para las PYMES Tecnológicas esto ha sido posible gracias a trabajadores mexicanos que han aprovechado el conocimiento aprendido en grandes empresas globales y luego buscan emprender con tecnología que requiere la cadena de valor y que cumple con los estándares internacionales.

“Vemos que existen extrabajadores de empresas multinacionales que después de un tiempo salen de sus organizaciones para crear sus propios establecimientos y encontramos curiosamente que estas empresas se vuelven proveedoras, en alto porcentaje, de las empresas en las que laboraron incluso cumpliendo los altos estándares, esta situación es la que se debe aprovechar”, narró el académico de CETYS Tijuana.

La participación de empresas mexicanas como proveedoras podría aumentar, sin embargo el T-MEC requiere de respaldo a través de políticas industriales regionales de los gobiernos locales y nacionales, considerando las ventajas competitivas que existen, por ejemplo para el sector aeroespacial en Baja California, para el sector automotriz en el Bajío o de las TIC’s en Nuevo León.

El docente de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Campus Tijuana participó como coautor de un capítulo del libro “La reestructuración de Norteamérica a través del libre comercio: del TLCAN al TMEC», un trabajo coordinado por el Colegio de la Frontera Norte, del Colegio de México y la UNAM, de la mano con  Óscar Contreras titulado Pequeñas empresas tecnológicas mexicanas en las cadenas de valor de Norteamérica.

“Revisamos que tras 25 años del TLCAN demandaba reformas, ahora con el T-MEC encontramos un capítulo específico para incentivar las PYMES de Norteamérica, pero le corresponde a las regiones incentivar a las PYMES que regularmente se encuentran alrededor de grandes empresas”, agregó.

García Fuentes, describió dos posibles escenarios para las PYMES Tecnológicas tras el T-MEC, uno de fortalecimiento y otro de mantenimiento, lo que podría definirlo es el empuje que reciban estas empresas y que a su vez potenciarán la generación de empleo, mejora en las economías regionales y su incorporación a las grandes cadenas de valor internacionales a las cuales es difícil ingresar.