El relevo en el Organismo

Por Juan José Alonso Llera

“No profeso la filosofía de ver a las personas cuando no las estimo; he conservado una aversión profunda hacia los chismes y la falta de probidad”.

En mi querida Tijuana existe una institución privada sin fines de lucro en la que se conjugan las voluntades del Gobierno del Estado, Municipio de Tijuana y la Iniciativa Privada, en un esfuerzo de planeación y ejecución de proyectos de largo plazo de la ciudad para elevar el desarrollo económico y social de Tijuana. Administra el FIDEM, que es un impuesto Estatal cobrado a las empresas sobre las remuneraciones al personal empleado o impuesto al trabajo, con tasa del 1.8%. Parte de la administración de FIDEM es a través de todos los Consejos de Desarrollo Económico del Estado, quienes administran el fondo correspondiente al 5% del total del impuesto.

Ha gestionado con éxito proyectos como: Tijuana verde, Zona económica fronteriza, la mejora de cruces fronterizos y varios más. Tiene 11 ejes de trabajo, entre ellos el ambiental. Hasta aquí todo perfectamente positivo. Mi Interrogante, es como darle continuidad a esta institución hoy que en estas semanas tendrá su relevo y bajo la premisa del que el único que quiere el paquete, aparentemente no da el perfil.

Lo pongo en blanco y negro, alguien que ha sido detenido por las autoridades por violar los derechos de autor, que tiene negocios en el Valle sin Manifiesto de Impacto Ambiental y además organiza conciertos de manera ilegal, violando leyes ambientales e ignorando el programa sectorial de desarrollo urbano turístico de los valles vitivinícolas, sin importar el desarrollo de Ensenada, por decir lo menos. ¿Tu crees querido lector que hay que quedarnos con los brazos cruzados? ¿Será el adecuado? Va a manejar recursos públicos. Nos quejamos de la capacidad y la honorabilidad de los funcionarios públicos como Bonilla o Kiko Vega, pero no hay que dejar de lado al sector empresarial.

Siempre lo he dicho: no son indios y vaqueros, hay buenos y malos de ambos lados, yo no quiero ser cómplice de malas decisiones en ambos lados del dinero, así que invito a que reconsiderar el paso de estafeta antes de que sea demasiado tarde, estoy seguro de en esta cosmopolita ciudad que tanto quiero hay bastantes empresarios probos que cumplirán a cabalidad el perfil, como lo es el presidente saliente. Invito a su consejo a reflexionar, nunca es tarde para corregir.

El buen actuar de cada uno (independiente de su ubicación en la estructura) es tan importante como el de los líderes de estas instituciones o de las autoridades. El correcto actuar de una entidad lo construyen todos quienes la integran. Considerando los diversos planos en los cuales nos movemos como miembros de esta sociedad, es importante mirarnos al espejo y reflexionar respecto del aporte que estamos haciendo y que podemos llegar a hacer en la construcción de una sociedad cada vez más transparente y proba, en la cual se reconstruyan las confianzas en las instituciones que permitirán que Tijuana siga avanzando y mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos.

“Las leyes por sí solas no cambian conductas, por lo que adquiere relevancia nuestro propio estándar moral».

PD. Sería bueno que la Gobernadora exigiera la hoja de vida de los consejeros de organismos que manejan recursos públicos.