El reacomodo bancario español

Por Claudia Luna Palencia

http//claudialunapalencia.blogspot.com

Los problemas financieros en el sistema bancario español incluido el proceso de consolidación en las cajas de ahorro y el rescate por hasta 100 mil millones de euros recién aprobado por la Comisión Europea, provocan sendos reacomodos en las posiciones en América Latina.

No podía ser de otra manera sobre todo cuando seis de cada diez euros de ganancias en la banca española provienen de sus inversiones en las economías latinoamericanas, cuando la privatización privilegió la extranjerización de casi todo, hasta parte del sistema de pagos.

La región fue testigo de la expansión y predominio del capital ibérico en lo que no dudó en catalogarse como “la reconquista” con una fuerte presencia en prácticamente todos los sectores, fundamentalmente bancario.

Valga subrayar que gracias a la diversificación de las posiciones de las inversiones españolas fuera de sus fronteras naturales, se ha logrado sortear el vendaval económico.

De verdad podría ser peor, sin embargo, América Latina hace la función de ese riñón imprescindible cuando falla el otro bombeando todo lo que puede, sirviendo para limpiar el balance, fluyendo los recursos en forma de ganancias y contribuyendo a dar cierta calma dentro de la incertidumbre porque mientras funcione el negocio en la región habrá forma de dar los pasos para salir adelante.

Aunado con el esquema de recapitalización, aprobado este miércoles 25 de julio, con un plan de ayuda de hasta 100 mil millones de euros para reforzar a las entidades financieras con problemas.

Finalmente es una luz para salir de una oscuridad en la que depositantes han dejado de confiar en la mayor parte de las instituciones de crédito, sobre todo después del rescate de Bankia; y con una Bolsa de Madrid en mínimos arrastrada por las ventas de títulos relacionados con bancos.

Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) franquean al Santander al colocarlo como un banco sistémico “demasiado grande para dejarlo quebrar” para tratar de calmar al volumen de clientes.

Era de esperarse que, si los bancos españoles no obtienen oxígeno financiero del mercado bursátil, tampoco del mercado de capitales, aumentan los problemas de morosidad y pagan más caro los euros que necesitan, recurrieran entonces a vender diversas posiciones en América Latina y realizar diversos cambios.

Por ejemplo, el Banco Santander vendió su negocio en Colombia al grupo chileno CorpBanca por 983 millones de euros.

*La autora es economista.

Compartir
Artículo anteriorElige tus batallas
Artículo siguienteOn Top