El puente de la discordia

 

Tijuana.- Desde antes de su apertura, el 15 de julio pasado, se anunció que el largo andamio que comunica el puente El Chaparral con la puerta PedWest en San Ysidro era un pasaje temporal. La estructura definitiva del lado mexicano para el cruce peatonal se contempla que quedará lista a finales de este año.

No obstante, nada preparó a los peatones que utilizan esta opción para ingresar a Estados Unidos a pie con lo que encontrarían: una estructura que a simple vista se ve insegura, tanto por su construcción como por la soledad nocturna.

Y en breve será la única opción: las autoridades estadunidenses han anunciado que el próximo mes de agosto cerrarán definitivamente el acceso peatonal por el lado este.

Construido por la Secretaria de la Defensa Nacional en convenio con la Dirección General de Avalúos y Obras del Gobierno Federal, el puente ha sido objeto de críticas que van desde el alcalde Jorge Astiazarán hasta integrantes del Colegio de Ingenieros de Tijuana, quienes en estos días entregarán un dictamen con su evaluación de la obra.

La larga estructura de madera y metal no se mantiene completamente fija al paso, lo que complica el tránsito a personas con discapacidades físicas, así como adultos de la tercera edad.

El secretario de Turismo en Baja California, Óscar Escobedo, ha manifestado que la obra se apresuró debido a que las autoridades de Estados Unidos adelantaron la apertura de la garita peatonal PedWest.