El prospecto con menos reflectores

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Hablar de las promesas del pitcheo de los Padres, en primera instancia nos trae a la mente el zurdo MacKenzie Gore, quien fue la primera selección del Draft 2017 y en tres años se ha convertido en el mejor prospecto que tienen los frailes en sus granjas.

Independientemente de las condiciones con que se juegue esta temporada, se anticipa que Gore realice su debut en el Grandes Ligas en este 2020, inyectando talento a la rotación de pitcheo en donde se espera que sea una parte vital del próximo club exitoso de San Diego.

Sin embargo detrás de Gore se encuentra el derecho Luis Patiño, quien al igual que Gore, debutó en Clase AA en el 2019, con Gore sumando cinco aperturas y Patiño dos para los Sod Poodles de Amarillo, ambos colocados cada vez más cerca del nivel máximo nivel de béisbol en el mundo.

Si bien Gore es la figura en donde los reflectores se han colocado, llevando en su brazo izquierdo lo que pueden ser las expectativas de cargar a una organización a la tierra prometida, la realidad es que Patiño luce como otra figura que si bien no tiene la etiqueta con la que cuenta su compañero, está bastante cerca.

Muchas publicaciones, como MLB Pipeline o Baseball America, han catalogado a las sucursales de los Padres dentro de las mejores en todo el béisbol y gran parte de ese motivo es la presencia de ambos lanzadores. Ahora sea como sea que tengamos béisbol en este 2020 o bien pensando hacia el 2021, ambos tendrán la oportunidad de brillar sobre una loma de Grandes Ligas y será muy interesante ver cual se convierte en el lanzador de impacto que los Padres necesitan.

Una pequeña trivia

Menciona al primer pelotero en la historia de MLB, en conectar seis hits en el mismo juego, con tres de ellos siendo cuadrangulares.

Calentando en el Bullpen

Esta semana iniciaron las negociaciones entre los propietarios de equipos de Grandes Ligas con el sindicato de jugadores, esto con respecto a los ajustes necesarios para esta posible temporada 2020.

Previamente todos habían llegado a un acuerdo de que los contratos serían proporcionales a los juegos realizados, esto debido a la pandemia del Covid-19 que ha conmocionado al mundo entero. Pero de acorde a los dueños, ese acuerdo previo era sujeto a que se tuvieran aficionados presentes, cosa que se ve imposible al menos ahorita al inicio de la temporada.

Con la mayoría de los estados ya autorizando actividades deportivas, aunque a puerta cerrada para el público, es evidente que la infraestructura se encuentra presente para el desarrollo de la temporada, ya que parte de las negociaciones incluyen las revisiones médicas constantes para evitar que haya contagios masivos entre los peloteros. Pero de cualquier forma el obstáculo económico será el más importante para que la campaña sea una realidad.

Y la respuesta es…

Ty Cobb, el 25 de mayo de 1925.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorAl rincón de pensar
Artículo siguienteLenguaje contradictorio