El PRI se manifiesta a favor de la equidad en la contienda democrática

Redacción/Infobaja

Mexicali. – El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Baja California, encabezado por Carlos Jiménez Ruiz, se refirió a la iniciativa del Gobierno del Estado anunciada por el secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, en torno a la reducción del presupuesto de los partidos políticos.

“¡Por supuesto que Baja California es lo más importante! Por supuesto que nos preocupa y nos ocupa la salud y seguridad de los bajacalifornianos, pero no podemos dejar de lado que el gobierno de MORENA se aprovecha de una situación tan delicada como la pandemia, para inclinar la balanza a su favor”, declaró el presidente estatal del PRI.

Ante el proyecto de reducción del 52% de las prerrogativas destinadas a la operación de los partidos políticos en el estado, el PRI externa su preocupación por el golpe que el gobierno estatal se propone dar a la democracia. Lo anterior, debido a que el titular del Ejecutivo estatal busca minimizar la competencia en el próximo proceso electoral.

“Todo indica que el gobernador y los diputados oficialistas, están empecinados en inclinar la balanza a favor de su partido; pues, primero, violentaron la Constitución para gobernar cinco años; después, permitieron la reelección sin dejar el cargo, y ahora pretenden obstaculizar a sus competidores políticos.

“Quieren perpetrarse en el poder, temen competir porque saben que Baja California les cobrará sus malas decisiones en la próxima elección. Bonilla ganó con la votación promedio. Por sí mismo, ni Bonilla, ni MORENA hubieran ganado, necesitan de la figura de López Obrador, por eso el presidente quería participar el año que viene bajo el disfraz de la revocación de mandato”, acotó Jiménez Ruiz.

“Y vemos a Amador Rodríguez Lozano, a quien le caracteriza su incongruencia ideológica y se le atribuyen marrullerías electoreras, como el artifice de esta intentona, procurando replicar las malas prácticas que utilizó en Chiapas, pero no lo vamos a permitir”, sentenció el líder del tricolor.

Por ello, el PRI propone reorientar el gasto público y reducir los gastos superfluos del gobierno, asegurando que existe una mala administración por parte de la autoridad estatal.

“Por poner un ejemplo, la Secretaría General de Gobierno tiene asignado un presupuesto de $1,386´923,772 pesos para este año, mientras la Fiscalía General cuenta con $2,538´782,780 pesos y al rubro de educación básica se le otorgaron $10,493´807,631. Han asignado más dinero a las labores administrativas de la Secretaría de Gobierno que a la educación y el combate al crimen. No les interesa la seguridad, la salud ni la educación de las familias bajacalifornianas, solo utilizan este recorte como pretexto para imponerse en la siguiente elección”, concluyó el dirigente priista.