El Plan Estatal de Desarrollo para Baja California

Por Manuel Alejandro Flores

“Los vientos siempre favorecen a quien sabe a dónde va…”, Cicerón

La gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila, presentó ya el Plan Estatal de Desarrollo conforme mandata la ley. Según el documento que nos entregaron al final de la notable presentación en el Centro Estatal de las Artes en Tijuana, el plan recoge las voces de más de 15 mil ciudadanos bajacalifornianos e incorpora el 82% de las solicitudes o demandas que éstos propusieron. Éste será el plan rector para nuestros Estado hasta el 2027 en donde habrá cambio de gobierno.

El plan es verdaderamente ambicioso. Representa en papel el anhelo de transformación para Baja California. Después de establecer el marco normativo a nivel federal y estatal señala las bases del modelo de gobierno desde donde se cita la política del gobierno federal de la Cuarta Transformación de “Mandar Obedeciendo”.

“Antes de tomar determinaciones, los gobernantes deben escuchar a sus gobernados y actuar en consecuencia. Los funcionarios públicos de todos los niveles están obligados a servir, no a servirse; a desempeñarse como representantes de la voluntad popular, no como sus usurpadores; a acordar, no a imponer; a recurrir siempre a la razón, no a la fuerza, y a tener siempre presente el carácter temporal de su función y no aferrarse a puestos y cargos”. (PND, 2019-2024).

Según el Plan se hicieron foros de consulta pública de carácter temático, municipales, mesas y foros especializados donde hubo 3096 participantes y se generaron 1399 propuestas en temas como Desarrollo Sustentable, Movilidad, Combate a la corrupción, Igualdad de género, Desarrollo económico, etc.

Los datos son por demás interesantes: 15,372 participantes en consulta pública de los cuales 10,529 participaron de manera digital, de éstos 5666 fueron de Tijuana. Por género fueron 8009 mujeres y 7175 hombres, el plan recoge también a personas de la comunidad LGBT: 39 no binario, 17 género fluido, 3 transgénero etc. Se recibieron un total de 8294 propuestas por medio de consultas digitales, zoom, encuestas presenciales, mail y whatsapp.

Según estas consultas los bajacalifornianos establecieron la Agenda pública prioritaria: Infraestructura y movilidad sustentable, inversión y economía circular, abastecimiento y tratamiento de agua, contaminación y medio ambiente, seguridad y combate a la delincuencia, calidad educativa, salud y hospitales, áreas verdes y esparcimiento, vivienda social, regulación de la tierra, apoyo a mujeres, protección animal, reparación de calles y vialidades, agilización de trámites y servicios y combate a la corrupción.

El Modelo de Planeación que se utilizó se divide en tres grandes fases: la acción participativa (consultas), la acción gubernamental que implica la alineación del Plan Estatal al Nacional y a los planes municipales y la acción colaborativa que implica los mecanismos de monitoreo y evaluación del impacto de las políticas públicas establecidas en el plan. Define la concepción de política pública y trae una fuerte carga de enfoque en resultados. Finalmente coloca, de manera tradicional, los “check points” en los informes de gobierno anuales y marca el 2024 (mitad de la gestión de gobierno y cambio en la presidencia de la república) como un momento de evaluación y actualización del PED.

Las Políticas Públicas para Resultados (PPR) establecidas en el plan se sustentan en tres grandes pilares: MUJERES, NIÑAS; NIÑOS Y ADOLESCENTES y MOVILIDAD. Sin entrar en el detalle de cada una de ellas el Plan incluye 10 PPR: 1. Bienestar para todas y todos, 2. Salud y Calidad de Vida, 3. Seguridad Ciudadana y Justicia, 4. Cultura, Deporte y Disfrute del Tiempo Libre, 5. Educación, Ciencia y Tecnología, 6. Desarrollo Urbano y Regional, 7. Desarrollo Económico y Sostenible, 8. Derechos Humanos, Igualdad de Género e Inclusión, 9. Combate Frontal a la Corrupción y Máxima Transparencia y 10. Gestión Pública Honesta y al Servicio de la Gente. Cada uno con sus fines, estrategias, componentes, resultados a lograr, líneas, etc.

La gobernadora ganó la elección de 2021 con la mayoría de los votos de manera contundente, ha sabido encontrarse con los distintos sectores de la comunidad bajacaliforniana, cuenta con un equipo de gobierno con experiencia y con gobiernos de su mismo partido en todos los municipios del Estado, además cuenta con la simpatía del presidente de la república que también es de su partido.

Ahora tiene ya un plan, juventud y la novedad de ser la primera mujer en gobernar BC. No hay nada que le pueda impedir hacer un trabajo que la coloque en la historia de Baja California como un gobierno extraordinario (cuidado con los compadres, acuérdese gobernadora que “no hay compadre que no haga daño”). Desde aquí nuestros mejores deseos y que este plan se vaya haciendo realidad en el día a día para bien de nuestro querido Estado.