El peso está fuera de control

Ante la pérdida de la bolsa en China el primer día laboral de 2016, el dólar podría verse a los 18 pesos en los siguientes días, ya que la pérdida del 7 por ciento en la bolsa provocó un descontrol que los analistas no esperaban, perdiendo el tipo de cambio 60 centavos en su cotización.

 

Durante la primera sesión de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP) que preside la  C.P.C.  Marisa Martínez Picos, el Director del Grupo Financiero Monex en Tijuana, Eduardo Rivas Martínez, mencionó que el hecho de que las tasas de interés en Estados Unidos puedan seguir subiendo, está provocando una devaluación de la moneda mexicana, misma que se encuentra fuera de control de los indicadores nacionales.

 

“Gran parte de la razón por la cual está subiendo el precio del dolar con relación  al peso es que ha habido  mucha demanda de pánico entre los consumidores y sobre  todo pánico industrial, yo creo que esto tendrá que disminuirse y creo yo que finalmente la demanda tendrá que provocar que el tipo de cambio baje” afirmó el director de Monex.

Dio a conocer que aunque la inflación en México ha sido generada muy de la mano con el tipo de cambio, no fue lo que ocurrió el año pasado, pues aunque el tipo de cambio se devaluó 20 por ciento, el nivel de inflación a nivel general bajó, cerrando en un 2.1 por ciento.

Sin embargo, pese a que el dato oficial del Banco de México es una inflación del 2.1 por ciento, precisó que debido al consumo de productos importados en la región, la inflación podría ser mayor, considerando más apegado a la realidad un 4 o 5 por ciento.

“Los que vivimos aquí en frontera sabemos que el precio de los productos que compramos diariamente ha subido sin embargo la realidad es que el dato oficial de Banco  de México es una inflación de 2.1 por ciento en este momento, nosotros esperamos que este año podamos terminar el año en 2.5% 2.6% que sería una inflación muy controlada para México”, expresó.

Eduardo Rivas manifestó que el 2015 fue un año diferente, en la medida que la gente no se alarmó ante una devaluación del 20% en el tipo de cambio, pasando de 14.80 al principio, hasta un 17.40  por dólar al final, sin que esta situación provocara un flujo de compradores hacia otras zonas.

En ese sentido refirió que las personas seguían comprando en Estados Unidos, pese al aumento en el dólar, una escenario que pudieran aprovechar las tiendas en Baja California para ofrecer mejores comisiones para el consumidor local.

“Estamos hablando de un mercado mexicano  en donde no controlamos el tipo de cambio, si ustedes me hubieran preguntado  hace un año la posibilidad de que hubiera llegado a 18 pesos yo les hubiera dicho que el 18 por uno era  imposible financieramente, sin embargo un año después estamos viendo que es una realidad que ante un escenario mundial complicado como lo es el que vive  México y muchos otros países que dependen de factores como  el petróleo y el crecimiento chino.

Por su parte, Martínez Picos, comentó que el 2016 será un año difícil para la región, ya que la fluctuación del tipo de cambio afecta mucho a las zonas fronterizas, sobre todo para la industria maquiladora y para las empresas que manejan compra y venta de divisas por los materiales que compran.

Uno de los problemas que afectó mucho en el 2015 fue el tema del petróleo, debido a que, aunque se ha comentado que la OCDE está manejando que controla la producción de este combustible, hay países que no lo están controlando, lo que podría ocasionar una gran oferta de petróleo y complicar el panorama.

 

“Algo bueno para nuestro país es que antes estábamos  centralizados y dependíamos totalmente de lo  que es el petróleo, hoy podemos decir que tenemos diferentes  cosas y que sí nos afecta pero que de alguna manera podemos ir diversificando y estar saliendo adelante”, concluyó.