El perfeccionismo

Por Juan José Alonso Llera

“Un diamante con un defecto es mejor que una piedra común que es perfecta”

Hoy en día es frustante ver como gente que busca alcanzar la perfección cae en infelicidad, porque acaba no entendiendo que lo perfecto es enemigo de lo muy bueno, me explico.

«Esperar la perfección no es tan inteligente como progresar»

Seth Godin

¡Cuidado! Si esperas que todo a tu alrededor esté perfecto para ahora sí hacer las cosas, no es perfección…La perfección tiene sentido cuando ejecutas, no cuando piensas.

«Me han llamado muchos nombres como perfeccionista, obsesiva, difícil…Creo que se necesita obsesión, cualquier artista que quiera ser bueno necesita buscar cada detalle.»

Barbra Streisand

La perfección antes de la acción, la que limita, la que detiene. No es perfección es simplemente el disfraz del miedo a progresar.

“Si nos pasamos la vida buscando ser perfectos, enfermamos”

Marian Rojas

En psicología, el perfeccionismo consiste en la creencia de que se puede y se debe alcanzar la perfección. En su modalidad patológica es convicción de que cualquier cosa por debajo de un ideal de perfección es inaceptable o te vuelve mediocre aunque el resultado sea muy bueno. Como la mayor parte de los rasgos de personalidad, el perfeccionismo es de carácter familiar. Probablemente tiene un componente genético. Los padres que combinan carácter autoritario con amor condicional pueden contribuir al perfeccionismo en sus hijos.

El perfeccionismo puede ser un legado evolutivo. Los homínidos que estaban motivados para una mejora prolongada e incrementa creaban mejores herramientas. Esto les proporcionaba ventajas para la supervivencia. Sin duda el aspirar a la perfeccion tiene sus pros y sus contras:

Pros

El perfeccionismo puede encauzar hacia el buen éxito y proporcionar motivación para perseverar ante el desaliento y los obstáculos. Roedell sostiene que: en una forma positiva, el perfeccionismo puede proporcionar la energía motriz que conduce a grandes logros. La atención meticulosa a los detalles necesaria para la investigación científica, el compromiso que empuja a los compositores a continuar trabajando hasta que la música refleja los sonidos gloriosos que suenan en la imaginación, y la persistencia que mantiene a los grandes artistas ante sus caballetes hasta que su creación encaja con su concepción, todo resulta del perfeccionismo

Contras

En su modalidad patológica, el perfeccionismo puede ser muy dañino. Puede manifestarse mediante procrastinación, cuando se emplea para posponer tareas («No puedo empezar el trabajo hasta que sepa la manera ‘correcta’ de hacerlo»), y autodesprecio cuando se usa para excusar mal rendimiento o para procurar comprensión y refuerzo de otras personas («No puedo creer que no sepa alcanzar mis objetivos, ¿cómo puedo ser incapaz de hacer esto?»). En el ámbito laboral, a menudo el perfeccionismo deviene en baja productividad, dado que se pierden tiempo y energía en detalles irrelevantes de las tareas o actividades diarias. Esto puede conducir a depresión, antipatía de los compañeros y mayor riesgo de accidentes. Cinco características de estudiantes y profesores perfeccionistas que conducen a bajo rendimiento:

  • Procrastinación
  • Miedo al fracaso
  • Pensamiento polarizado todo o nada (véase distorsiones cognitivas)
  • Perfeccionismo paralizante
  • Adicción al trabajo​

No se trata de ser perfecto, se trata de que: “Lo importante no es hacer cosas nuevas, sino hacerlas como si nunca nadie las hubiera hecho antes”.

PD. Hoy el alquimista sólo plasmó ideas y frases de otros, para que nos sirva como ejemplo de hacer bien lo que tenemos que hacer y ser felices haciéndolo