El Papa Francisco: ciudadano universal

Por José Cervantes Govea

“Esos viejitos no entienden nada”: Los Pinos…

Antes de Ayotzinapa el Vaticano y la Secretaría de Gobernación acordaron que el Papa visitaría México. “Francisco llegaría a la ciudad de México y oficiaría una misa en Ciudad Juárez, donde se referiría a la inmigración. De ahí, por tierra, cruzaría el puente internacional para entrar a Estados Unidos por El Paso. Pero después del 26 de septiembre, el Papa pidió ir a la normal de Ayotzinapa para oficiar una misa para los familiares de las víctimas. Imposible. Sin misa por los normalistas, esbozaron, no habría visita. “Esos viejitos no entienden nada”, reaccionó un colaborador del presidente Enrique Peña Nieto en ese momento.

 

Quien no entendía, en realidad, era el equipo en Los Pinos”. http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/ayotzinapa-la-causa-de-el-vaticano.html. Ante la falta de voluntad y contrapesos en México retumba la voz pausada de Francisco. Y es que los poderes del gobierno mexicano no son contrapeso entre  para garantizar la vida y los derechos de los mexican@s. Los discursos de los Papas suelen ser “Erga omnes”: Aplican para todos. Francisco se lo dijo al mundo para que lo entienda Enrique. Aquí algunas de las frases más importantes del histórico discurso del papa Francisco en el Capitolio:

1.»Combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología, o un sistema económico y, al mismo tiempo, proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar».

2.»Ninguna religión es inmune a formas de engaño individual o extremismo ideológico. Esto significa que debemos estar particularmente atentos a toda forma de fundamentalismo, tanto religioso como de otro tipo».

3.»¿Por qué se venden armas letales aquellos que planean generar sentimientos indescriptibles a personas? Tristemente la respuesta la sabemos: es por el dinero. Es dinero que está empapado en sangre. Ante este silencio vergonzoso es nuestro deber enfrentar el problema y detener el tráfico de armas». 

4.»La marcha que Luther King encabezó como parte de su campaña de cumplir su sueño de plenos derechos de civiles y políticos afroestadounidenses continúa inspirándonos. Estoy feliz de que Estados Unidos continúe siendo para muchos una tierra de sueños».  5.»Hay que defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo. Esta convicción me ha llevado desde el inicio de mi ministerio a apoyar la abolición global de la pena de muerte, porque cada vida es sagrada».  6.»En especial quiero llamar la atención a los miembros de las familias que son los más vulnerables: los jóvenes. Muchos parecen desorientados y no tienen un blanco, atrapados en un laberinto de violencia, abuso y desesperación.

Sus problemas son nuestros problemas. No podemos evitarlos. Tenemos que enfrentarlos juntos, hablar con ellos». 7.“Recordemos la regla de oro: haz a los otros lo que quisieras que los otros te hicieran a ti». 

Si tan solo el 50% de los gobiernos y l@s polític@s del mundo entendieran, asumieran y practicaran estos principios, el mundo sería otro. En México nos conformaríamos con el 10%: Ese reducido grupo de privilegiados que gobiernan y administran la riqueza mexicana.

 

*José Cervantes Govea  radica en Tijuana, es Contador Público egresado de la U.A.B.C. y Abogado egresado de UNIVER Tijuana. Acepta comentarios a jocegovea@yahoo.com

 

Compartir
Artículo anteriorUn modelo atemporal
Artículo siguienteUna ciudad sin ley