El objetivo no debe ser ganar candidaturas: Carlos Barboza

Por Moisés Márquez V.

Con el regreso del PRI al poder del gobierno federal, los priistas deberán adecuarse a estos nuevos tiempos y estar a la altura de la presidencia democrática que ha definido el presidente Enrique Peña Nieto, considera Carlos Barboza Castillo.

 

El ex regidor, ex diputado local y aspirante del PRI a la alcaldía de Tijuana respecto al proceso interno de su partido, dijo que hay quienes están más interesados en obtener una candidatura y no ser Gobierno.

En su caso, apuntó el ex dirigente municipal del PRI en Tijuana, no está obsesionado con ser candidato a la alcaldía, ya que su objetivo es primero que el PRI gane la gubernatura de Baja California luego de 24 años en manos del PAN.

Barboza Castillo, declarado seguidor de los Xolos de Tijuana y de Jorge Hank como aspirante a la gubernatura, apuntó que las elecciones del 2013 será una oportunidad de cambiar el modo de vida de los bajacalifornianos, y no sólo del partido en el poder.

 

¿Qué opinas del regreso del PRI al poder federal luego de 12 años de haberlo perdido?

Es un campo de oportunidad, primero para plantear cuál será el nuevo escenario en el cual se va a desarrollar el País. Durante 12 años México entró en un proceso de estancamiento entre las pugnas internas que se tenía con el grupo gobernante, aquella visión de no querer saber nada de lo que era el PRI se entró en un estancamiento que impidió que el PRI se desarrollara, nos llevaron a una guerra contra la inseguridad que finalmente terminó en un memorial en el distrito federal de los caídos… ahora los mexicanos exigen seguridad, desarrollo, estabilidad y crecimiento… todo esto va a generar un estado de bienestar del mexicano.

 

¿Crees que regrese el viejo PRI de los años 70, 80, 90?

De entrada creo que ese PRI ya no existe, Peña Nieto ha planteado lo que será el País a través de una presidencia democrática, el lo estableció claramente en su decálogo, y yo lo sintetizaría de una forma muy práctica y es gobernar en base a los principios de tolerancia, de diálogo, y de inclusión, Peña Nieto ha sido muy claro en el planteamiento, no hay una carta oscura en ese sentido, hay un compromiso con la transparencia, y el equilibrio de poderes.

 

¿Y la vida interna del PAN crees que va a cambiar con la llegada de un presidente priista?

Ese es un tema importante. El PRI como partido tendrá que adecuarse a esta nueva realidad, si bien es cierto el PRI tiene un proceso de evolución interesante, hoy cuando se tiene la Presidencia, que será una Presidencia democrática, tendremos que tener un partido que sea símil a estos valores que tendrá el nuevo gobierno… sostengo que hay que rescatar los valores de la política partidista, como el valor de la congruencia, el valor de la honestidad, el valor de la congruencia, el de la solidaridad, estos valores tiene que acompañar en el partido este nuevo ejercicio… tenemos que entender los priistas el nuevo momento para estar a la altura de lo que se va a vivir.

 

¿Crees que regrese el “dedazo”, crees que va a cambiar la forma de elegir candidatos?

Estoy convencido que no hemos regresado tantos años, 12 en el país y 24 años en Baja California, para llegado este momento de transición tan importante echarlo a perder con pugnas internas, los procesos de selección de candidatos no deben ser luchas ni guerras porque guerra es destrucción y caos, y los procesos deben ser todo lo contrario construcción y acuerdo, edificación de proyectos y ese es el primer cambio que tendremos que construir como partido.

¿Cómo ves el escenario hacia las elecciones del 2013 en Baja California?

De alta competencia, pero representa el momento que los priistas y los bajacalifornianos hemos esperado durante 24 años, es un momento de cambio y de transición, es un momento de darle a la entidad una nueva visión, el 2013 es un campo de oportunidad para cambiar las cosas, pero no es sólo un asunto de cambiar de partido, sino es la oportunidad de cambiar el modo de vida de los bajacalifornianos, yo así lo veo, ese es el reto.

 

¿No sientes que está muy polarizado el ambiente dentro del PRI en ese momento?

Yo creo que el 2013 debe ser el año donde se construya la transición y se requerirá el esfuerzo de todos, veo en el PRI pasión como en cualquier partido, eso no es algo que deba extrañarnos, el asunto aquí es si estamos conscientes que el objetivo fundamental es ganar la gubernatura, no obtener una candidatura, y es la parte importante, y en Tijuana también el objetivo no debe ser lograr una candidatura sino ganar la Presidencia Municipal… esas dos visiones son en las que hay que insistir mucho al interior del PRI pues hay quienes discuten hasta el cansancio la posibilidad de ser candidatos, y son pocos los que plantean cómo gobernar, esa es la parte central.

 

¿Se te ha mencionado como aspirante a la candidatura del PRI a la alcaldía de Tijuana, qué opinas si te interesa?

Primero es un gran honor, el haber nacido en Tijuana y formar parte de esta generación que hemos estado luchando desde hace 24 años, pues es un honor y un privilegio, pero el tema es como traducimos ese honor y ese privilegio para ser un facilitador para la continuación de los gobiernos del PRI en Tijuana, en esta parte quiero ser muy enfático, cuando hablo de los gobiernos del PRI me refiero a los principios y valores del PRI, hoy tenemos que fortalecer esos principios y valores en el ejercicio del gobierno de la ciudad, uno de esos principios por ejemplo es justicia social y hoy seguimos teniendo carencias en cientos de colonias de Tijuana donde no hay esa justicia social.

¿Y crees tener los méritos para aspirar a ser alcalde?

Es difícil hablar de uno, lo cierto es que en mi devenir en la actividad pública en Baja California he dejado un cierto legado, las cosas en las que creo soy muy firmen, no soy de los que claudican con facilidad, y eso me ha llevado ser congruente y ocupar cargos como regidor, diputado local, funcionario federal… me siento con la capacidad y experiencia para aspirar a gobernar mi ciudad, pero no es una obsesión, para mí la prioridad es que el PRI gane la gubernatura.

 

¿Cuál crees que sería el mejor escenario dentro del PRI para elegir al candidato a la alcaldía de Tijuana?

Nuestros estatutos son muy claros, marcan los dos tipos de métodos que tenemos que es la asamblea de delegados, y la consulta a la base, en ese sentido el haber sido presidente del PRI me dice que cualquiera de los métodos debería ser el adecuado, lo que debe prevalecer entre los aspirantes es la cordura, se vale tener pasión, lo que no se vale tener es irraciocinio, es decir no ser racionales. Debe haber una aspiración para construir, no para construir, hay quienes se limitan a satisfacer su interés con ser candidatos, pero no en ser gobernantes…Todos los aspirantes mencionados en el PRI son mis amigos y reconozco en todos ellos méritos y capacidad para presidir la ciudad.