El ‘Novato’

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Bienvenido al futbol mexicano Óscar Pareja. A la liga en la que no importa cuánto creas saber de ella no la podrás entender en lo más mínimo hasta que te encuentres siendo parte de ella. Al torneo en el cual la posibilidad de que cualquier participante pueda ganar el título es tan real como el hecho de que no todos los equipos tienen los recursos necesarios para hacerlo. Bienvenido también a la competencia más irregular e impredecible del continente de Norteamérica, en donde por el formato del torneo uno se puede dar el lujo de tener un arranque infame y con una buena racha basta para meterse entre los ocho mejores y competir por el campeonato. Al certamen en donde, a pesar de tu gran calidad comprobada en otro país, llegas como un total novato y tendrás que enfrentarte a técnicos consagrados como ‘Tuca’ Ferretti o el mismo ‘Piojo’ Herrera.

En estas tierras se dice que “sabe más el diablo por viejo que por diablo” y al menos de inicio el recién llegado ha sufrido por ello; la liga no ha respetado toda la experiencia adquirida en la MLS y probablemente no decida hacerlo pronto. Solo basta con ver lo que vivió Juan Carlos Osorio, quien llegó con una manera diferente y más metódica de ver el futbol y terminó saliendo por la puerta de atrás con más pena que gloria. Pero bueno, no por esto significa que Pareja (o inclusive Tata Martino con la selección) vaya a fracasar en lo que es su primer proceso en tierras aztecas. Si algo, ambos técnicos debieron haber aprendido algo de la experiencia de Osorio y con ello buscar adaptarse más rápido a este nuevo mundo dentro del cual se encuentran ahora. El chiste será ver si les dan el tiempo suficiente como para hacerlo.

Ahora bien, en la semana anterior se habló de que la MLS ha crecido considerablemente y que no se puede cuestionar la gran labor que realizó Pareja durante su larga estancia con el equipo de FC Dallas, pero ya se debió haber dado cuenta que en México el saber de futbol no es suficiente como para asegurar el éxito. No necesariamente significa que su proyecto sea malo o que su conocimiento no sirva para triunfar dentro del balompié mexicano, pero ha tenido un inicio nada alentador y el último lugar de la tabla general no es lugar digno de un equipo como el de Tijuana. Y por supuesto que es muy pronto como para pedir su cabeza, pero quizá debería dejar tan solo un poco a un lado ese concepto tan americano del futbol perfectamente calculado y estructurado y a su vez remplazarlo con esa entrega y amor tan representativo del futbol mexicano. Claro que uno nos sabrá tanto del deporte como un técnico ganador como Pareja, pero si algo se ha aprendido de años de ver la Liga Mx y de vivir en México es que ante tanta incertidumbre ese empuje extra puede llegar a ser la diferencia.

Con dos derrotas en la misma cantidad de juegos el inicio de Pareja ha sido complicado, pero podría ser que el ‘novato’ ha ido aprendiendo de sus errores y que las cosas empezarán a mejorar. Al fin de cuenta esa mentalidad soñadora también es parte del futbol mexicano.