¿El mejor grupo de relevistas en las Mayores?

El taponero de los Padres de San Diego, Kirby Yates. Fotografía: Cortesía Padres

Redacción/Infobaja

San Diego.- Justo antes del inicio de los entrenamientos de primavera, los Padres de San Diego efectuaron un par de transacciones que muestran el tipo de equipo que esperan para este 2020.

Y algo que los va a distinguir son sus lanzadores relevistas.

Con todo y sus marcas perdedoras en los últimos años, San Diego se han distinguido por tener buen pitcheo relevista, pero esta temporada lo subieron de nivel.

¿Podría el de 2020 ser el más impresionante grupo de relevistas en la historia de los frailes? En los últimos meses los Padres han ido sumando las piezas para construir lo que algunos expertos han llamado el mejor pitcheo relevista para abrir la campaña de Grandes Ligas.

El nombre que resalta entre este grupo es el de Kirby Yates, posiblemente el mejor taponero en la Liga Nacional.

Desde su llegada a San Diego en 2017, el hawaiano ha ido mejorando cada año, con un impresionante promedio de carreras permitidas de 1.19 en 2019, campaña en la que ponchó 101 bateadores en 60.2 entradas. Yates representó a los Padres en el Juego de Estrellas y lideró la liga con 41 juegos salvados.

Ahora lo acompaña el zurdo Drew Pomeranz, a quien firmaron para que regresara a San Diego, ahora como lanzador de relevo. Hace unos días también adquirieron a Emilio Pagán en un intercambio con Tampa Bay que mandó al jardinero Manuel Margot a los Rays.

El año pasado Pomeranz fue prácticamente intocable como relevista con los Cerveceros de Milwaukee, mientras que Pagán salvó 20 juegos en Tampa Bay durante un estupendo 2019. Ambos seguramente serán los encargados de preparar la mesa para Yates, Pagán en caso de que se necesite un derecho, Pomeranz cuando sea mejor poner un brazo zurdo.

San Diego recontrató también al veterano Craig Stammen y cuenta con Matt Strahm, quien tras ser utilizado al inicio de la campaña 2019 como abridor, tuvo mejores resultados cuando trabajó como relevista largo.

Los lanzamientos del mochiteco Andrés Muñoz superan las 100 mph. Fotografía: Cortesía Padres

Si a esto le agregamos que los Padres cuentan además con dos jóvenes figuras que lanzan dinamita pura en el zurdo venezolano José Castillo y el nativo de Los Mochis, Sinaloa, Andrés Muñoz, el grupo de relevos luce impresionante.

Con apenas 21 años, el derecho Muñoz llega a superar las 100 millas por hora en sus lanzamientos.

Los Padres tienen también profundidad en los relevos, pues en caso de alguna lesión pueden echar mano de Luis Perdomo, Trey Wingenter o el tamaulipeco Gerardo Reyes, quienes al parecer estarán esperando una oportunidad de volver con el equipo grande.

Reforzar los relevos es la forma en la que San Diego busca apoyar a una rotativa abridora que, si bien promete buenas cosas para el futuro, presenta varias interrogantes actualmente: Sus abridores, muy jóvenes la mayoría de ellos, no se distinguen por aguantar varias entradas en el partido.

Hay que tomar en cuenta que Dinelson Lamet y Garrett Richards tuvieron cirugía “Tommy John”, por lo que seguramente la directiva de los Padres seguirá vigilando los innings que pueden lanzar. Esto podría también ser el caso nuevamente con Chris Paddack, quien el año pasado abrió como parte del roster de San Diego sin pasar por Triple-A: Estarán muy atentos de cómo responda ahora que se le ha colgado la etiqueta del as de la rotativa.

Volviendo a Yates, finalizada la temporada 2020 existe la posiblidad de que busque la agencia libre, por lo que seguramente los Padres podrían irse por Pagán como su próximo taponero, o bien comenzar a pulir a Muñoz para sacar la última entrada.

Por ahora, San Diego se fue por un rumbo inesperado en los meses fuera de temporada y sus lanzadores de relevo son una mejora para el equipo este 2020.