El lenguaje corporal en los negocios

Por Maritza Morales

Todos somos vendedores… ¿Cuántas veces no hemos escuchado esta frase? Mientras la comunicación verbal y escrita es muy importante en el mundo corporativo y comercial, debemos prestar atención especial en el lenguaje corporal ya que tener manejo de este es igual o más importante cuando se trata de entrar en contacto con nuestros clientes, socios, proveedores, trabajadores.

El lenguaje corporal es lo que permite generar una base de confianza y apertura entre dos o más partes, en especial la impresión que se genera con el primer contacto, desde la expresión facial, movimientos del cuerpo y posturas, las cosas que no decimos con palabras pueden tener mayor relevancia que lo que hablamos.

Hay estudios que demuestran que la comunicación no verbal tiene mayor impacto en las personas al momento de recordar una información. Esto tiene mucho sentido si recordamos que más del 80 por ciento de las personas son visuales y solo el 11 por ciento son auditivas.

¿Somos buenos vendedores en nuestras empresas y negocios? ¿Qué características transmitimos al momento de usar nuestro lenguaje corporal con nuestros trabajadores, clientes, proveedores o socios? Tener un enfoque clave en lo siguiente nos puede ayudar conseguir el objetivo con mayor facilidad al momento de enviar señales no verbales:

– Asertividad

– Confianza

– Interés

– Inteligencia

– Empatía

Si buscamos mejorar en la forma de comunicación no verbal, hay algunos puntos muy simples pero que hacen la diferencia.

Enfoque en la postura: Cruce de pierna, posición de los brazos, espalda recta.

– Expresión facial: Sonreír

– Contacto visual: Es muy importante mantener el contacto visual ya que esto indica atención y respeto por la otra parte

– Saludo de manos: Ofrecer un saludo firme

De acuerdo a un estudio la efectividad de la comunicación se basa un 55 por ciento en el lenguaje corporal, 38 por ciento en el tono de voz y solo el 7 por ciento en las palabras.

La comunicación verbal y escrita siempre será una parte esencial de la construcción de una identidad de marca que se dirija al público objetivo. Sin embargo, la manera en que los colaboradores se presentan a través del lenguaje corporal también es crucial. Si las personas que representan nuestras marcas durante las conversaciones con clientes, socios y partes interesadas, no saben cómo usar el poder del lenguaje corporal, entonces podrían estar causando la impresión incorrecta y afectando la imagen de sus empresas.

Usualmente nos toma siete segundos a partir de conocer a una persona hacernos una primera impresión, así que debemos estar preparados y además de tener el speech correcto, recordemos estar presentables para la ocasión, saber utilizar y moderar los movimientos de nuestro cuerpo, tono y volumen de voz correcto.

La clave del éxito para el manejo del lenguaje corporal en la comunicación de negocios es definir cómo queremos presentarnos ante las personas en las conversaciones del día a día, establecer guías y evaluarnos pidiendo retroalimentación.