El Infierno de Dante: Telesco y el draft

Luego de una temporada en la que nadie daba un centavo por el equipo y tras la cantidad enorme de lesiones que sufrieron antes, durante y después del año, Tom Telesco, gerente general de los Cargadores de San Diego, tiene debidamente identificadas las áreas que reforzará durante la agencia libre, pero principalmente en el reclutamiento de jugadores colegiales ya que el tope salarial está casi cubierto.

Debido a que el draft o reclutamiento es la herramienta primaria para Telesco para armar un equipo de campeonato pues abrir la chequera será lo último que haga, de nuevo la apuesta será que los novatos reclutados aporten como los siete que tomaron el año pasado de los que tres fueron titulares y aportaron como hasta para llegar a la fase divisional.

En el draft recordemos que siempre la mentalidad es tomar al mejor jugador disponible a partir de las necesidades que tenga el equipo, por lo mismo fue que tomaron a DJ Fluker, pese a que ya se habían ido otros jugadores, quizá mejores que él y ante el hecho que reclutarán hasta el puesto 24, a ver cuánto queda disponible.

Y para el siguiente mayo Telesco ya reveló las posiciones que buscará darle profundidad en el roster como receptores, tacles y guardias ofensivos, jugadores que encajen en la formación 3-4 así como gente de defensiva secundaria, en todas sufrió el equipo por lesiones y por ende de profundidad.

No quisiera jugarla al adivino pero puedo apostar doble contra sencillo que su primera selección será un liniero ofensivo, de esta forma se estarían sentando las bases de contar con personal que a mediano plazo sea determinante para conseguir el campeonato, pues quedó claro que con protección tanto Philip Rivers pasa y hasta Ryan Mathews corre, incluso el draft pudiera ser una copia de lo que hizo en el 2013.

 

No y no Los Ángeles, por el momento

Por mucho tiempo se ha dado por un hecho que los Chargers es la franquicia ideal para que le regrese a Los Ángeles una franquicia de NFL luego que por casi 13 años Dean Spanos, presidente de los sandieguinos, simplemente han visto  infructuosos sus esfuerzos por construir un inmueble en el condado de San Diego.

Pero ellos siguen cumpliendo su contrato de 20 años y no saldrán, por lo menos para el 2014, encima de esto para los Chargers lo mejor que les puede pasar es que en Los Ángeles no haya equipo pues el 30% de sus ventas llámese de publicidad, patrocinios, palcos de lujo son de aquel mercado.

El problema es que Stan Kroenke, dueño de los Carneros de San Luis, enfrenta el mismo o peor problema en su estadio y como su intención es muy real para mover a la franquicia, ya compró 24 hectáreas en Los Ángeles pensando en no tener problemas para construir su estadio.

De concretarse el cambio de franquicia en la urbe angelina sería mortal para los electrizantes y entonces sí, se fortalecería la teoría que los de3l rayo se van, de momento y por los siguientes tres años no se van, tiempo más que suficiente para convencer al nuevo alcalde que les construya estadio.