El Infierno de Dante: Difícil panorama

¿Qué es lo mejor del calendario de juegos de los Cargadores de San Diego? Que al final no tendrán que sufrir el hecho de jugar tres veces en casa en el lapso de once semanas como sucedió el año pasado en el que el segundo y tercer cuarto de la campaña, básicamente lo jugaron en calidad de visitantes.

Siempre se supo, por la manera en cómo terminaron los rivales que le tocará enfrentar al equipo este año, que enfrentarían el cuarto calendario más difícil de la liga, básicamente jugarán siete partidos ante equipos que hicieron postemporada, eso sin contar aquellas escuadras como los Jets o Miami que terminaron con 500 de porcentaje o hasta Arizona que concluyó con diez triunfos, pero por estar en una división con San Francisco y Seattle se quedaron a un juego de llegar al playoff.

A juzgar por cómo se conformó el calendario, si de verdad quieren mantenerse en el selecto grupo que llega a la postemporada, es clave que tengan un inicio de temporada aplastante pues en diciembre, pese a que es el mejor mes del equipo de la mano de Philip Rivers, las cosas serán muy difíciles.

San Diego iniciará la temporada en calidad de visitante con Arizona en Lunes por la Noche, una semana después recibirán a Seattle, los campeones, viajarán siete días después para enfrentarse a Buffalo y regresarán para chocar con Jacksonville, Jets de Nueva York, luego irán a Oakland, reaparecerán para chocar con Kansas City y en semanas consecutivas viajarán para medirse a Denver y Miami y una semana después disfrutar su semana de descanso.

En esos nueve partidos estará la clave pues si bien para la segunda mitad de la campaña es cuando mejor juega el equipo, lo importante serán las victorias que se apunten, pues por ejemplo de sus últimos cinco juegos tres serán de gira, el 30 de noviembre ante Baltimore, liego Denver y Nueva Inglaterra en casa para cerrar de gira ante San Francisco y Kansas City.

Hablar de pronósticos pudiera ser irresponsable pues aún falta ver lo que hará Tom Telesco, gerente general del equipo, durante el fin de semana de reclutamiento de jugadores colegiales, pero por cómo le dio resultado su proceder el año pasado, por lo que tiene en el vestidor y porque básicamente mantuvo al mismo staff de entrenadores me atrevo a adelantar que tienen mucha posibilidad que terminen con 9-7.

Si el equipo es capaz de ganar más de seis partidos en sus primeros nueve compromisos y dividen en la segunda, por segundo año consecutivo el equipo estaría del otro lado.

Pero si tienen en esa primera mitad seis triunfos o menos y salen con números rojos de la segunda mitad será hasta el 2015 cuando veamos a un equipo contendiente, justo en la campaña previa a que se someta a votación si la población quiere estadio, pero un año en el que por lo menos el equipo tendrá a 18 jugadores reclutados por Telesco mas los veteranos sin duda que el hasta tendraa calibre para un campeonato.