El Infierno de Dante: Agencia libre de vestidor

Si Tom Telesco, gerente general de los Cargadores de San Diego, se ha visto Realmente discreto en la agencia libre obedece en gran parte a que el equipo no tiene el espacio en el tope salarial como para invertir en grandes estrellas.

No ha sido una ni dos veces que he repetido que el directivo, incluso con espacio en el tope, que no invertirá en jugadores que buscan grandes contratos, lejos de hacer grandes equipos, muy al estilo de los Broncos de Denver.

Y el hecho que su agencia libre la esté haciendo en su propio vestidor habla que le tiene confianza al roster que le dio el boleto a la postemporada con marca de 9-7, pues de los 12 agentes libres que reportó lleva firmados la mitad, lo que habla que le gusta la continuidad, eso sin mencionar las reestructuraciones de contratos de jugadores veteranos.

De los más destacados obviamente son Donald Butler, Darryl Stuckey y Chad Rinehart, además claro que corrigió el dicho que Derek Cox, el esquinero, se quedaría un año más, sin embargo lo puso en libertad demostrando que es de humanos errar pero de sabios corregir.

Pero si de confianza y continuidad se trata, cuando Telesco estuvo en Indianápolis en sus distintas posiciones, se encargó de reclutar talento como Donald Brown, corredor, o Kavell Conner, apoyador, quienes llegaron a los Potros mediante el efectivo y probado reclutamiento de jugadores colegiales.

El precio de los jugadores realmente fue bajo y el impacto al tope salarial no será tan duro como pudiéramos imaginarnos, pero lo que realmente llama la atención es que se hizo de gente que él siguió cuando era buscador de talento, que conoce y considera que al ponérselos a Mike McCoy, entrenador en jefe, este los seguirá desarrollando para que puedan ayudar a que el equipo mejore el 9-7 y llegue más lejos que la fase divisional.

A partir de la siguiente semana el talento que contrate Telesco serán exclusivamente para que en los campamentos voluntarios, obligatorios, minicampamentos y pretemporada para que en el roster se tenga el suficiente personal para las repeticiones, y sólo que surja un garbanzo de a libra como Antonio Gates tendrán oportunidad de quedarse por lo menos en el equipo de prácticas.

 

Exponen producto

Si durante temporada el producto que nos ofrece la NFL, léase juegos, está en la televisión desde los jueves, domingos y lunes, aunque al final de la temporada hasta el sábado, el negocio ha resultado tan jugoso que es un hecho que para la postemporada del 2015 agregarán a dos equipos para así mantener  las transmisiones desde el sábado al lunes por la noche.

De confirmarse, la configuración de partidos quedaría de la siguiente manera: sembrado #2 contra el séptimo, tercero contra sexto, y cuarto contra quinto, en ambas conferencias sólo descansaría el #1, lo que incidirá de manera directa en más dinero tanto por televisión como por taquilla.

Lo único lamentable es que si en la liga hay 32 equipos, con la calificación de 14 a postemporada estaremos hablando que en playoff avanzaría el 43.8% además que se correría el riesgo que califiquen equipos con marca perdedora, al estilo de la NBA.