El índice de Estado de Derecho 2021

Por Juan Manuel Hernández Niebla

“No hay camino para la paz, la paz es el camino”, Mahatma Gandhi

Los cuatro principios fundamentales para un país que se jacte de tener Estado de Derecho son que sus gobiernos ejerzan rendición de cuentas claras de sus acciones, que tengan leyes justas, procesos legales rápidos y expeditos, y mecanismos accesibles para resolver disputas entre sus ciudadanos.

Elaborado por una entidad llamada World Justice Project, misma que mide los conceptos antes mencionados en más de 120 países del mundo, el Índice de Estado de Derecho (IED) en México mide el estatus de las 32 entidades federativas en esta materia, medición fundamental ante la opacidad y falta de métricas claras en materia de procuración de justicia en las entidades del país.

Con información recopilada entre julio y octubre de cada año, los resultados que publica el IED son en base a entrevistas a más de 25,000 personas nacionalmente, así como más de 2,300 especialistas en justicia civil, laboral, penal y de salud pública.

Los resultados permiten conocer las condiciones reales de los distintos sectores de la población, incluidos aquellos grupos en situación de vulnerabilidad.

El IED evalúa resultados según ocho factores: límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil, y justicia penal.

Algunos estados utilizan el IED como referencia para la generación de políticas públicas, así como de mecanismo de medición de sus respectivos avances en Estado de Derecho.

Desafortunadamente, los resultados del IED 2021 evidencian en el mejor de los casos un estancamiento en el progreso del país hacia un Estado de Derecho robusto, donde el Covid y sus respectivas medidas sanitarias disrumpieron el funcionamiento de las instituciones gubernamentales afectando el funcionamiento de las mismas, siendo la seguridad pública uno de los mayores retos del país.

El IED utiliza una escala de medición que va del 0 al 1, donde 1 representa el mejor resultado y 0 el menor. Los primeros lugares de este año fueron Yucatán con 0.47, Coahuila con 0.45, y Campeche con 0.44. Estos puntajes aumentaron en 17 estados, descendieron en 5, y 10 permanecieron iguales.

Un dato digno de mencionar del IED general, es que, a pesar de un debilitamiento en la calificación de la libertad de prensa, ésta y la sociedad civil se ubican como los contrapesos as efectivos al poder del ejecutivo estatal, por encima de los poderes legislativo y judicial, y de los organismos de fiscalización y control, así como las comisiones de derechos humanos.

En el caso de Baja California, con una calificación de 0.39, nuestro Estado se ubica en el lugar 20 a nivel nacional, con una disminución de 0.1 comparado al reporte del año anterior, y por debajo de la media nacional cuya medición de 0.40, haciendo hincapié nuestro Estado tenía una medición de 0.43 hace dos años, una caída sistemática.

Con una metodología impecable y números claros, el IED viene a corroborar el alto nivel de impunidad que los bajacalifornianos sentimos en la impartición de justicia y buen gobierno.

Con la entrada de los nuevos gobiernos, es importante que la labor tanto de la Fiscalía General del Estado, del Poder Judicial y de los organismos de fiscalización y control sean redimensionados en beneficio del pueblo de Baja California.

Compartir
Artículo anteriorNo siempre mejor
Artículo siguienteCómo perder un partido