El frío de un abrazo

Por El Informante

El frío de un abrazo

La historia política de Baja California es rica en ejemplos de alcaldes de Tijuana que se han llevado muy mal con el gobernador de Baja California. Quienes tenemos buena memoria, recordamos bien que Alejandro González Alcocer rivalizaba con el entonces presidente municipal de Tijuana, Kiko Vega de Lamadrid.

Ni hablar de la hostil relación entre Eugenio Elorduy y Jorge Hank Rhon, gobernador panista el primero, alcalde priista el segundo y que eran como el agua y el aceite.

Entre José Guadalupe Osuna y Carlos Bustamante hubo una fría distancia, pero donde se llegó a la guerra abierta y sin cuartel, fue entre Jaime Bonilla y Arturo González Cruz.

Muchos habrían pensado que habiendo dos mujeres jóvenes emanadas del mismo partido al frente del Gobierno estatal y el Ayuntamiento de Tijuana, esas absurdas hostilidades quedarían en el pasado; pero si algo queda claro es que la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda y la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez, no son ni serán nunca las mejores amigas.

Por supuesto la guerra no será frontal ni abiertamente agresiva como la de Bonilla y González Cruz, pero las trincheras están ahí, con los fusiles apuntando. Marina del Pilar es de un estilo mucho más conciliador sin que ello signifique que deje de mover sus piezas operando con mano izquierda, mientras que Montserrat tiene un estilo más agresivo.

En este momento el centro neurálgico del conflicto entre gobernadora y alcaldesa, es el abierto y decidido rechazo de Montserrat al proyecto de Secretaría de Seguridad Ciudadana que impulsa Marina y que con las uñas lograron sacar adelante con el repentino apoyo del Cabildo de Rosarito, que fue el fiel de la balanza y se unió en el voto a favor por parte de Mexicali y Tecate, dejando en inferioridad a los opositores Tijuana y Ensenada.

Montserrat sigue en lo suyo y no pierde oportunidad para manifestar públicamente su rechazo a la Secretaría de Seguridad, aunque ahora tendrá que aceptarla quiera o no.

Muy a su estilo, el presidente Andrés Manuel López Obrador logró que Montserrat y Marina pasaran al frente y se dieran un forzado abrazo en la mañanera del pasado sábado, celebrada en Tijuana.  Los asistentes dicen que fue muy similar a cuando al profe de primaria hace que dos niñas peleoneras pasen al frente y se reconcilien delante de todo el grupo.

Nadie se creyó el abrazo de hiel, pero eso sí, todos tomaron la foto y la forzada reconciliación de cinco minutos fue la nota de la mañana. Ahora, aunque López Obrador le ha echado porras a Montserrat en sus mañaneras y además la Presidenta Municipal de Tijuana salió muy bien evaluada según la encuesta nacional de Mitofsky, se puede decir que la ganadora de la jornada fue Marina del Pilar, pues AMLO respaldó y legitimó públicamente su proyecto de seguridad pública, principal objeto de disputa… por ahora.

Posteriormente la Alcaldesa tijuanense dijo que sí, trabajaría en equipo con la Gobernadora para sacar adelante este proyecto, pero no dejó de recordar que lo hace pese a que ella no está de acuerdo en la Secretaría de Seguridad estatal.

¿Volveremos a ver más abrazos de Marina y Montserrat? No se trata de que sean las mejores amigas. Especialmente después de lo vivido los últimos dos años con Bonilla y González Cruz, ya bastante buena noticia sería que las dos morenistas no se metan zancadillas.

La felicitación a Bonilla

En este mismo espacio le comentamos que según los más sabios apostadores, el futuro político de Jaime Bonilla Valdez estaría por los rumbos de la calle Bucareli.

Por lo mismo, si bien no como llegaron a vaticinar su más allegados que ya lo pronosticaban como Secretario de Gobernación, la tarde del martes parecía que la alcaldesa tijuanense Montserrat Caballero, buena amiga del exgobernador, soltaba el madruguete al felicitar en su Facebook a Bonilla por su nombramiento como subsecretario de Gobierno.

“Como compañera de lucha, es un orgullo verlo sumarse al Gobierno de México para seguir luchando por la Cuarta Transformación de nuestro país.

“Estoy segura que hará un gran trabajo y este nombramiento traerá buenas noticias tanto para México como para Baja California.

“¡Ingeniero le mando un fuerte abrazo y le deseo el mayor de los éxitos!”, escribió Montserrat Caballero en su Facebook la tarde del martes 14 de diciembre.

Ni Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación confirmaban la respuesta, pero la acción de la Presidenta Municipal de Tijuana parecía indicar que era un hecho y que tenía ella información de primera mano. Después de todo, Bonilla estuvo unas horas antes en Palacio Nacional con Andrés Manuel López Obrador.

Pronto el alcalde ensenadense, Armando Ayala Robles, que al igual que Montserrat es cercano a Bonilla, extendió su propia felicitación en redes sociales al exgobernador.

La cuestión es que la noticia resultó ser sólo un rumor y al día siguiente, en su “mañanera” del miércoles, el Presidente López Obrador dijo que no, Jaime Bonilla, quien es actualmente senador con licencia, no estaba en su gabinete. Ah, pero que no descartaba la posibilidad.

Así las cosas, ni Jaime Bonilla se encuentra ahora en el antiguo palacio de Cobián con el tabasqueño Adán Augusto López Hernández como jefe (algo que de por sí se antojaba difícil de visualizar, dada la personalidad del bajacaliforniano), ni tampoco parece muy entusiasmado en acompañar a la antecesora del actual Secretario de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en el Senado de la República.

Piden juicio político

El mismo día que corría el rumor del supuesto nombramiento de Jaime Bonilla Valdez, integrantes del PAN de Baja California presentaban la solicitud de juicio político contra el exgobernador. El presidente del PAN en Baja California, Mario Osuna Jiménez, la senadora Gina Cruz, la secretaría general del PAN estatal, Rosario Rodríguez, además de la diputada federal Lizbeth Mata Lozano, fueron a la Secretaría General de la Cámara de Diputados.

Lo acusan, entre otras cosas, de desviar participaciones federales destinadas a los municipios, por lo que consideran que no debería ocupar otro cargo público.

No hay quorum

En días pasados se convocó a una sesión extraordinaria de Cabildo a realizarse en la delegación La Presa, en Tijuana. Pero no hubo quorum: regidores de oposición e incluso algunos de Morena no se presentaron. La presidenta municipal Montserrat Caballero, evidentemente molesta, criticó a los regidores faltistas y lanzó un mensaje de advertencia en el sentido de lo que podía pasarles si esto se repetía.

Ya de vuelta en Palacio Municipal como sede, no hubo problema con las siguientes convocatorias a sesión de Cabildo. Sin embargo, lo sucedido podría ser también una señal de que se están dividiendo más las fracciones dentro de Morena.

En espera del humo blanco

Parece ser que a la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda no le corre prisa por arrojar humo blanco en el tema de la Fiscalía General del Estado.

Tras la renuncia de Guillermo Ruiz, el barajeo de nombres ha estado a la orden del día y no son pocos los que se han dado a la tarea de promover a sus gallos a ver si el chicle pega.

Por lo pronto, en lo que son peras o son manzanas, hay dos apuestas que podemos ir firmando. La primera, es que ni Rommel Moreno Manjarrez ni Daniel de la Rosa Anaya vendrán a ocupar el puesto. En su último “Miércoles de Mañanera” Marina del Pilar dijo que son puras especulaciones y, a pregunta expresa de una colega reportera, dijo que ni siquiera han sido evaluados ninguno de esos dos perfiles. No se ha tachado todavía el nombre de Edgardo Flores Campbell, pero las apuestas van por un inesperado as bajo la manga.

La ley le da a la gobernadora 20 días hábiles para presentar la terna ante Congreso y no es descartable que el anuncio se dé pasando la Navidad y antes del fin de año. Ya se sabe que en las ternas se suelen presentar dos paleros y un bateador designado. Nomás con que no la vayan a presentar el Día de los Inocentes.