El enfoque de Sedagro ha sido el agua

Manuel Valladolid Seamanduras, Secretario de Sedagro Baja California. Fotografía: Hugo Fernández Sánchez

Por Hugo Fernández Sánchez

Tijuana.- Baja California, lo saben aunque no siempre lo aprecian sus residentes, es una entidad con pocas precipitaciones y clima semiárido.

Es por ello que desde el inicio de la actual administración estatal, dentro de lo que ahora es la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) la prioridad fue buscar la forma de obtener el líquido necesario para la producción de alimentos y manejarlo en forma eficaz.

“Primero como proyecto estratégico en esta administración es el uso eficiente del agua, eso es primordial”, dijo el titular de la Sedagro, Manuel Valladolid Semanduras. “Sigue siendo el reto principal para Baja California, resolver el tema del agua”.

El problema principal está en la Zona Costa, donde las precipitaciones han disminuido considerablemente en los últimos años.

“Los meses han cambiado, la estacionalidad de las lluvias ha cambiado, eso te lleva a que la recarga no es suficiente para la extracción que se tiene. Y cuando no tienes la recarga suficiente también te baja mucho la calidad del agua”, indicó.

Para ello se han instalado, por iniciativa de los productores, desalinizadoras de ósmosis inversa, con el fin de mejorar la calidad del líquido disponible y que pueda ser utilizado en el campo.

Pero eso no resuelve el problema de fondo, pues el agua de pozos que se explotaba en esta región también ha disminuido.

“Se está pensando en un distrito de riego de agua de mar. Y un distrito de riego de agua de mar no es más que obtener agua de una toma abierta del mar y entregar agua de mar a los productores para que cada uno de los productores trate el agua de acuerdo a sus posibilidades, de acuerdo a su capacidad económica, de acuerdo a sus programas de siembra”, comentó.

Este proceso de tratamiento es costoso, pero trae consigo una fuente segura de agua. Una empresa que se dedica al cultivo de frutillas (berries) y que Valladolid Seamanduras prefirió no nombrar, puso su propia planta tratadora.

“Hay una empresa que ya está explotando hoy por hoy agua de mar, con una inversión altísima, donde van a producir 235 litros por segundo, exclusivamente para uso agrícola y de esta empresa”, indicó el funcionario.

“Esta empresa decidió hacer la inversión considerando la posición estratégica que tiene el estado de Baja California, la tierra, el clima, su mano de obra calificada, su cercanía con la frontera de Estados Unidos en California. Corrieron sus números y decidieron hacer una inversión muy grande para uso privado”. ,

Otros están explorando los pozos playeros.

“Son pozos dentro de una franja de la marea más alta hasta un kilómetro”, explicó Manuel Valladolid Seamanduras. “Ellos hacen sus perforaciones, están explorando, para tener un caudal de agua suficiente y esa agua de mar prácticamente tratarla igual -que es lo que hace esta empresa- tratarla con la desalinizadora y llevarla a los campos agrícolas”, agregó.

“El agua es onerosa en este sentido, pero al ser onerosa te hace muy eficiente, cuando es muy costoso el insumo te hace muy precavido en el uso de ese insumo”.

Precisamente eso ha sido otro aspecto en el que han trabajado: ayudar a los productores a tener el más eficiente uso del agua posible.

“La otra parte que insistimos mucho en el Gobierno del Estado es el conocimiento de lo que es el agua, lo costoso para nuestro estado que significa tener agua en nuestras casa aquí en Baja California, y me refiero a la Zona Costa, donde tenemos un acueducto que viene y conduce agua desde la ciudad de Mexicali hasta Tijuana, a las plantas potabilizadoras, a la Presa del Carrizo y luego a las plantas potabilizadoras donde se conduce de más de 130 kilómetros, se eleva a una altura de mil 160 metros sobre el nivel medio del mar”, afirmó.

Los avances que han tenido en este renglón van de la mano con otros logros de la actual administración, incluyendo la orientación de los productores para que se manejen como empresarios, así como el mantener y proteger el estatus sanitario del estado, algo esencial para la competitividad bajacaliforniana en el mercado internacional, especialmente por su geografía, que mantiene a la península relativamente aislada.

“El agua es el recurso natural insustituible en la producción de alimentos”, recordó el secretario de Sedagro. “El agua es para generar riqueza, el agua para eso es: vida y riqueza”.

Fomento vs. Desarrollo

Durante la actual administración, el nombre de la dependencia que encabeza Manuel Valladolid Semanduara cambió la palabra “Fomento” por Desarrollo”. El funcionario estatal explica la razón.

“Desarrollo es más amplio”, señaló el titular de Sedagro.

“En esta administración, aunque nos llamábamos ‘Fomento’, empezamos con una visión de ‘Desarrollo’. A mí me queda muy claro que los grandes productores, más que apoyo económico de un presupuesto del Gobierno del Estado lo que necesitan es acompañamiento, es abrirles puertas a los mercados internacionales”, añadió.

“Los pequeños productores son lo que más apoyo necesitaban y es donde este cambio de nombre, que es una propuesta federal -donde prácticamente ya todos los estados se llaman ‘(Secretaría) de Desarrollo Agropecuario’-, se trabaja como si fuera de desarrollo, es como desarrollo social. Bajas más la línea de atención”.