El dilema del teniente coronel

Por El Informante

El dilema del teniente coronel

Parece que los madruguetes van a estar a la orden del día en lo que queda de 2018. La verdad es que hacía mucho que no se veía tanta prisa porque llegara una nueva elección y los suspirantes adelantados andan muy inquietos, como si tuvieran chincuales debajo de la ropa.

El que ya dio un paso al frente y saltó al redondel con los espolones afilados, es el teniente coronel Julián Leyzaola, quien se volvió a destapar como el gallo retador para la alcaldía de Tijuana. En 2016 estuvo cerca de ganársela a Juan Manuel “El Patas” Gastélum y sin duda tiene argumentos para pensar que en 2019 ahora sí será la buena. Lo interesante será ver qué partido lo postula, pues lo lógico sería pensar que su plataforma es el PES, pero a estas alturas uno puede preguntarse ¿Y cuál PES?

Hay un Partido Encuentro Social que funciona a nivel nacional cuyo registro está a punto de perderse y hay (o había) un rompimiento bajacaliforniano de dicho instituto político que desde antes de las elecciones cambió de nombre y que ahora se llama Transformemos. En teoría, el Teniente iría por el que todavía se llama PES, el que se supone dirige a nivel estatal Alfredo Ferreiro y que en este momento tiene interpuestas 88 impugnaciones ante el INE para poder sumar más votitos y salvar su registro.

Paradojas y sinsentidos de la rueda de la fortuna de la política en México: Andrés Manuel López Obrador no ha recibido su constancia de mayoría que lo acredite oficialmente como presidente electo, pues la elección está impugnada, pero la impugnación, fíjese usted nomás, no parte del PRI, del PAN o de alguno los aliados de “la mafia del poder”, sino de un partido que postuló al propio AMLO y que fue en alianza con Morena y el PT. El PES, quién iba a decirlo, es la piedra en el zapato del tabasqueño. Con esos amigos para qué quiere enemigos Andrés Manuel. El surrealismo de la política mexicana.

La rebatinga que viene

Siguiendo con el tema de los adelantados y los suspirantes que brincan como si pisaran piedras calientes, vale la pena ser cauto a la hora de cruzar apuestas sobre potenciales candidatos a la alcaldía de Tijuana en 2019, porque la rebatinga va a estar bravísima. El río está muy revuelto, pero no queda claro qué pescadores van a salir ganando. La rueda de la fortuna política ha tenido un giro tan drástico, que la lógica de otros procesos ya no rige de cara a 2019.

Lo coherente en Baja California sería que hubiera una alta expectativa por saber quién será el candidato del PAN y quién del PRI, pero estos dos partidos han quedado tan golpeados y devaluados, que nadie parece tener demasiado afán por destaparse.

En contraparte, parece que hoy el objeto del deseo es recibir la bendición de Morena. Aunque las lunas de miel suelen ser efímeras, los suspirantes creen que el efecto AMLO durará en su condición de imparable tsunami hasta el 2019 y que basta ser candidato de Morena para ganar sin problemas.

El detallito es que las reglas del juego no están claras en ese naciente partido, cuyos criterios de competencia interna no están bien definidos. En el PRI y en el PAN los tiradores sabían a qué atenerse, pero Morena es un río muy revuelto, al menos hasta ahora. Los une su sumisión casi teocrática y sacramental ante su todo poderoso líder, pero a nivel tropa la cosa sigue siendo un desgarriate.

Quien ha empezado a hacerse promoción y a moverse por la libre es el abogado Carlos Atilano, que después de impulsar un proyecto que no fructificó como candidato independiente, decidió sumarse a Morena cuando se dio cuenta de los alcances del huracán de votos que acarrearía AMLO.

Ahora Atilano presume ser el mejor colocado frente a un póquer de suspirantes entre los que destaca el tremendo Catalino Zavala (muy vinculado al priista Fernando Castro Trenti), el ex panista Javier Castañeda y el regidor Manuel Rodríguez Monárrez, renegado del PES, a quien hace un par de semanas, fíjese usted qué casualidad,  le nació al amor por Morena al grado de decidir sumarse.

En los últimos días también se habla de que hay otro interesado en lanzarse con Morena y se trata de una figura conocida en la localidad, Francisco García Burgos, quien tiene amplia experiencia en la función pública y como presidente de la fundación Educando por la paz.

Ya le hablamos la semana pasada de Arturo González Cruz, pero él va por la gubernatura, no por la presidencia municipal, así como de Jaime Martínez Veloz, quien ya dijo que este mes anunciará formalmente su aspiración a ser el bueno de Morena para la de dos años. Tiradores le van a sobrar a  Morena. Lo que nadie sabe es a qué atenerse y todo indica que la feroz rebatinga será el final de la luna de miel de los amlovers.

Contra la inseguridad

El principal reto de las autoridades actualmente es la seguridad y aunque las cosas están complicadas, las autoridades, hay que decirlo, no se están quedando con los brazos cruzados. El mismo lunes en el que un desquiciado tipo protagonizó un tiroteo en Playas de Tijuana y mató a su bebé de brazos y a su esposa -que resultó ser además su hermana- se llevó a cabo el foro “Sumemos causas por la seguridad: Ciudadanos + Policías”, en el que participó la presidenta de Causa en Común, María Elena Morena Mitre, así como el gobernador  Francisco Vega de Lamadrid; el alcalde Juan Manuel Gastélum; el Comandante de la II Zona Militar, Enrique Martínez López; el contraalmirante de la II Región Naval, Rodrigo Lozano Lucido, entre otros funcionarios y figuras militares, así como representantes de la sociedad civil.

A su vez, el miércoles 1 de agosto el alcalde Gastélum anunció la implementación del programa de “Policía Proximidad Social” y las autoridades municipales dieron a conocer también que redoblarán la vigilancia en los lugares públicos de reunión familiar.

Por su parte, Miguel Ángel Badiola, quien tras buscar sin éxito una diputación federal en las elecciones pasadas ha retomado la presidencia de Canirac, habló también del tema el fin de semana pasado y dijo que su prioridad será buscar la seguridad del sector restaurantero.

La furia de los taxista

En Tijuana, taxis amarillos casi se ha vuelto sinónimo de violencia. Ahora los pleitos son entre ellos mismos y a tal grado se han calentado las diferencias entre los dirigentes del gremio, incluyendo el líder Óscar Morales, y algunos de los choferes, que llegaron a los golpes. Este fin de semana se dieron con todo y hubo algunos lesionados, sangrados incluso.

En memoria de Don Sergio

Uno de los más conocidos y estimados empresarios de la región, Sergio Gavaldón Aguilar falleció esta semana a la edad de 90 años. Como empresario, se le recuerda con diversos negocios, especialmente como uno de los principales accionistas de Grupo Dorian’s, por muchos años seguramente las principales y más modernas tiendas en Tijuana. Participó en el ramo gastronómico y también tuvo Baja Films.

Pero Don Sergio fue mucho más que un empresario exitoso, ya que también participó en el Consejo de Colaboración Municipal con lo que ayudó a que se realizarán diversas obras. Fue también uno de los impulsores de lo que ahora es el edificio del Centro de Gobierno del Estado.

Su pasión fueron los deportes y trajo a Tijuana la Copa Davis, además de ser organizador del Campeonato Mundial de Volibol y entusiasta patrocinador de diversas causas deportivas.

Por todo esto, fue galardonado y reconocido en varias ocasiones, con títulos como Personaje del Año, Ejecutivo del Año e incluso un torneo de tenis bautizado “Copa Sergio Gavaldón Aguilar”. Descanse en paz Don Sergio.